4 de July de 2011 00:01

El verano llegó con juegos y arte al Centro Histórico

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La pintura con tiza, las caritas pintadas, las carreras con zapatos gigantes en espumaflex, etc., fueron las actividades que complementaron el programa Quito a pie, ayer en el Centro Histórico. El programa es impulsado por el Cabildo. Cientos de personas disfrutaron de las actividades culturales bajo un intenso sol en el inicio del verano.

En las calles García Moreno y Sucre, la música andina del grupo Ñanda Mañachi amenizó el recorrido en el que destacaban artistas, pinturas, artesanías…

Carlos Méndez y sus dos hijos visitaron el Centro con la intención de caminar un rato, para hacer ejercicio. Sin embargo, no imaginó que había actividades para los pequeños. Su hija, Sofía, se pintó una mariposa en el rostro y su hijo, Camilo, jugó fútbol con zapatos gigantes.

Méndez se quedó asombrado al ver a un chico dibujar, con tiza, en el piso, la obra La sagrada familia, de Miguel Angel. El autor de este dibujo era Pablo Foriani, un argentino que está en el país desde marzo. Mediante el arte callejero y con la venta de artesanías recolecta dinero para continuar su viaje por América Latina.

Al igual que Foriani, Segundo Pastuña expuso su trabajo artesanal en una carpa. Su oferta incluía baúles de madera, máscaras, medallones, etc., que iban desde USD 1,50 hasta 27.

Aunque Pastuña lleva 18 años en la pintura y vende su trabajo en todas las ciudades del país, esta es la primer vez que lo hace en un programa del Municipio.

Cristina Meriano no contaba con dinero para comprar el trabajo de Pastuña, ya que prefirió gastarlo en golosinas y jugos para sus hijos que estaban agotados por participar en tantas actividades. Para Meriano es un alivio que exista este programa, porque no tiene dinero para inscribir a sus hijos en cursos vacacionales. La peatonización les ofrece varias alternativas de entretenimiento. Además, “estamos en familia, en definitiva es lo importante”.

Esta opinión la compartió Cristina Sosa, quien se enteró del acto por una amiga y visitó el Centro con sus dos hijas. “Es ideal que promuevan estas actividades durante los fines de semana, para compartir con los hijos”.

Quito a pie es una opción para que los habitantes de la capital conozcan el Centro de la ciudad, pero a través de estas actividades se da un valor agregado a la caminata, señala Sofía Bermeo, quien recorrió la Plaza Grande con sus sobrinas. Además de incentivar la diversión en familia también impulsa la venta de los locales del sector, afirmó Rocío Quishpe quien vendía colas y aguas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)