7 de July de 2010 00:00

USD 24,9 millones van a Emaseo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El plan de la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) de volver a asumir la responsabilidad de recoger la basura en el centro y en el sur de Quito, se consolidó luego de una exposición de su gerente, Carlos Sagasti.

Él fue quien demostró al Directorio de Emaseo que eso es posible, luego de estar al frente de la Empresa en los cuatro últimos meses del 2009.

Sentado en su oficina, en el tercer piso de un moderno edificio con paredes de cristal, Sagasti explica que para el proceso de renovación de la empresa no fue necesaria ninguna inyección económica adicional.

“Las prácticas de otras gerencias han generado desconfianza. Esta administración se endeudó en USD 7 millones (para remodelar el edificio y comprar equipamiento), sin ninguna inyección del Municipio. Estamos pagando esa deuda. Somos la única empresa del Cabildo autónoma financieramente”, dice convencido, Sagasti.

El presupuesto de la empresa para este año, según el plan, es de USD 24 900 000. El rubro es financiado mediante un aporte mensual de USD 2 075 000.

Esta asignación económica llega a las arcas de la empresa cuando cada ciudadano paga el rubro de recolección de basura en las planillas de luz eléctrica.

María Sol Corral, concejala integrante de la Comisión de Ambiente y del Directorio de Emaseo, explica que el apoyo al modelo de empresa pública es una política de Gobierno (Alianza País). Además, recuerda que todos los miembros del Directorio aceptaron dar su voto de confianza en el proceso de fortalecer a Emaseo.

“Era necesario repotenciar la empresa. Que haga lo que tiene que hacer: recoger la basura de toda la ciudad. La capacidad de Emaseo estaba subutilizada”, manifiesta Corral.

Según el informe de gestión del 2009 de Emaseo, en el Distrito hay 2 215 383 habitantes. Se calcula que la generación promedio está entre 1 900 y 2 000 toneladas diarias de residuos sólidos.

En bases a estudios, se determinó un plan financiero para que el Directorio resuelva terminar el contrato de siete años con Quito Limpio, que recogió 270 425 toneladas en el centro y en el sur durante el 2009.

El convencimiento al Directorio se sustentó en un ahorro de USD 500 000 para la ciudad.

Así, la recolección entre julio y diciembre de este año, si manejaba Quito Limpio, le costaba a la ciudad USD 3 300 000. En cambio, con Emaseo esa responsabilidad tendrá un costo de USD 2 800 000.

En ese valor se incluyó la contratación de 212 trabajadores más (55 choferes y 157 obreros). Eso incrementó el número de personal que trabaja en Emaseo.

Según el documento del 2009, la empresa enrola a 788 personas. Hay un contrato colectivo que vincula a más de 452 obreros. El nuevo personal no es parte del sindicato.

“Estamos rompiendo los estigmas de la relación laboral entre la empresa pública y ellos”, agrega el gerente Sagasti.

La gerencia de esta administración municipal lleva una relación de cordialidad con los dirigentes sindicales.

El mejoramiento de las instalaciones en la planta ubicada en la avenida Occidental, la habilitación del servicio de duchas con agua caliente y la adquisición de 10 recolectores nuevos han facilitado el diálogo.

La relación era tensa en otras administraciones. Manuel Asadobay, dirigente del gremio, no duda en señalar que las pugnas de otros años ocurrían porque el Concejo impulsó un modelo administrativo de manejo privado.

“Nunca hemos estado en contra de la ciudad. Solo que defendíamos nuestros derechos. La imagen de la empresa está cambiando. Recibimos motivación, no maltrato”, dice el dirigente.

La empresa, actualmente, tiene equipo pesado. Cuentan con 10 recolectores de carga frontal, 54 de carga posterior, 24 volquetas y tres barredoras. La flota vehicular de 91 máquinas tienen la capacidad de recoger 848 toneladas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)