25 de May de 2011 00:01

Los trompos sobreviven al tiempo en San Roque

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 8

La varita mágica, la maravilla, el teleférico, baile en la uña, entre otros, son algunos de los trucos que Jorge Rivadeneira es capaz de ejecutar con un trompo y un cordel. Es considerado uno de los mejores jugadores de trompos de San Roque, uno de los barrios más tradicionales de Quito.

Rivadeneira empezó a fabricar trompos desde los 12 años. El Guayacán, el laurel y el chanul han sido por años su principal materia prima. Su habilidad en el torno le ha permitido desarrollar una amplia variedad de modelos y tamaños.

Este artesano quiteño aún mantiene su taller en la calle Rocafuerte y Bolívar. El tradicional juego del trompo aún se practica entre los niños y jóvenes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)