6 de September de 2012 00:01

El transporte escolar circula con control

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los controles al transporte escolar comenzaron. Tumbaco fue uno de los sitios donde se realizaron los operativos. Luego de iniciado el año escolar y tras aprobarse la nueva Ordenanza que regula el servicio, hasta el martes, 10 vehículos fueron parados para la revisión. Así lo informó Sandra Pozo, titular de la Asociación de Transporte Escolar.

“Los carros no fueron retenidos, pero la Policía nos advirtió que los controles seguirán y que no conocen del proceso de regularización de las unidades”.

Una transportista que trabaja en Tumbaco, contó Pozo, fue una de las primeras en atenerse al control. Con la advertencia de que si vuelve a salir sería parada nuevamente, la conductora dijo que mientras su carro no esté legalizado, no volverá a trabajar.

Carlos Páez, secretario de Movilidad, aseguró que el control de unidades no regulares empezó esta semana y se coordina entre la Policía Nacional y el Municipio de Quito. “En ningún caso se detiene el vehículo con los estudiantes”. El Policía verifica con la placa si la unidad está en proceso de legalización. Si no consta en la base de datos, el vehículo es retenido por 15 días.

Además, el dueño debe pagar tres remuneraciones básicas unificadas (USD 876).

Con los controles vigentes, cuidado por contratar vehículos no regularizados se siente en los planteles. Un caso es el de la Unidad Educativa Santo Domingo de Guzmán, ubicada en las avs. Veintimilla y Amazonas.

Según Marianela Villacís, inspectora de la sección básica y encargada de supervisar el transporte en la institución, con la vigencia de la Ordenanza evitan contratar transporte no autorizado. “Hay cinco niños que no alcanzaron en una línea y no pueden contratar una furgoneta, representaría un costo enorme para el padre de familia”.

El mes pasado, el Municipio aprobó la nueva Ordenanza para controlar a los buses escolares. La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) informó que esta demanda es cubierta por 2 720 unidades, afiliadas a 44 operadoras.

En el Santo Domingo de Guzmán, a la sección básica asisten 618 niños, de los cuales 300 toman transporte. Hay 33 unidades legalizadas, dos furgonetas, una minivan y un automóvil.

Luis Suárez, responsable de transporte en el plantel, explicó que consultó a la Epmmop si pueden contratar más unidades y la respuesta fue que mientras dure el proceso de regularización, podrán extender la lista de quienes prestan el servicio, siempre que tengan un contrato de trabajo con la institución.

Eso lo ratificó el concejal Patricio Ubidia, presidente de la Comisión de Movilidad. Esto permitiría que más personas se sumen a los 2 720 que ya están en el proceso de regularización.

Sobre las licencias, explicó que los conductores sin el documento profesional deberán ya estar en el curso para obtener la acreditación. No se permitirá que una vez que concluya el proceso, recién empiecen la capacitación.

Ubidia añadió que también se visitarán, aleatoriamente, escuelas y colegios para verificar que, como estipula la Ordenanza, no se retenga más del 10% del valor que paga el padre y que luego recibe el dueño del vehículo.

En el Santo Domingo de Guzmán, el cobro del servicio está a cargo de los transportistas. Suárez explicó que se paga al transportista por ruta y no por porcentaje.

Por la ruta más cercana en el perímetro urbano, el dueño del vehículo recibe USD 550; a los valles, USD 600 y a Calderón, USD 700. Los padres pagan USD 40, USD 42 y USD 45.

Bolívar T., quien trabaja para un colegio del centro norte, transporta a 20 estudiantes, cada una paga USD 38 mensuales, en total USD 760. Él recibe 500.

Con Luis P., la historia es parecida. Moviliza a 45 alumnos, cada uno paga USD 20, en total USD 900. A él le llegan USD 580.

En el Santo Domingo de Guzmán, Villacís aseguró que se verifica la capacidad de los vehículos. Eso no ocurre en los colegios donde trabajan Bolívar T. y Luis P. En el primero, la furgoneta tiene capacidad para 16 personas y lleva 20. En el segundo, un bus con cabida para 33, moviliza a 45.

Ambos coincidieron en que también se debe controlar que los planteles o encargados del servicio respeten la capacidad de los automotores.

Con este panorama, Ubidia anunció que la regularización terminaría a fines de este mes o máximo hasta inicios de octubre.

Seguridades y control

Cinturón de seguridad.  Cada asiento de las unidades de transporte escolar debe tener instalado el dispositivo de seguridad. 

Número de pasajeros.  Cada vehículo tiene especificada la capacidad en los adhesivos del Municipio, colocados en el parabrisas frontal.

Información. Con el número de la placa del automotor puede llamar a la línea gratuita 1800 REVISIÓN (1800-738474). También puede realizar denuncias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)