17 de December de 2010 00:00

Trancones en las principales avenidas por las compras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

A las 11:00 de ayer, la circulación vehicular en la avenida 10 de Agosto, desde la Mariana de Jesús hasta la Colón, se atascó.

Hubo filas de autos de hasta 2 kilómetros de extensión. El ruido de las bocinas era muy fuerte. A lo largo de la vía, los choferes de los automóviles y buses intentaban pasarse de un carril a otro para avanzar. Eso generó más de un disgusto.

En las avenidas Naciones Unidas, Amazonas, Orellana, República de El Salvador, Napo, Velasco Ibarra y Mariscal Sucre (sector de los túneles) también hubo congestión a esa hora.Elvira Chávez conducía su vehículo, a las 11:15, por la 10 de Agosto. Ella es ama de casa y debía retirar a su hijo de 3 años de la guardería. Tenía que llegar a las 11:30. El intenso sol calentaba el ambiente en el interior de su auto. Prendió el aire acondicionado. Aseguró que por lo general se demora 15 minutos en ir desde la Rumipamba hasta el sector de Santa Clara.

“Este día salí de mi casa a las 10:45 y todavía no llego”, dijo preocupada, mientras sacaba la mano por la ventana para que le permitieran tomar el carril izquierdo. No lo consiguió.

Otro tramo de esta avenida donde hubo congestión fue en la intersección con la Naciones Unidas. Esta es una de las principales arterias de acceso a los centros comerciales Plaza de las Américas, Iñaquito, Naciones Unidas, Caracol y Quicentro.

A las 11:45 no había policías en el cruce de estas avenidas. El semáforo no fue suficiente para controlar el tránsito.

Cuando la luz del semáforo cambiaba de verde a rojo, los carros se quedaban en el cruce, impidiendo la circulación de los que tenían luz verde.

Telmo Pérez aprovechó la hora de almuerzo para comprar el regalo para su amigo secreto. Él trabaja en el sector de Bellavista y decidió ir a un centro comercial.

A las 12:00, el tránsito se complicó en la avenida República. Pérez tenía prisa, pues debía realizar otras diligencias. Tocaba la bocina, insistentemente, a cada minuto. “Con este tránsito creo que no alcanzaré hacer mis trámites”, expresó. Finalmente, luego de 20 minutos, llegó hasta El Jardín. “Es insoportable, en un día normal, en este recorrido hago máximo cinco minutos”.

El policía de Tránsito, Édgar Pérez, sostuvo que este incremento de circulación se debe a la Navidad. Según él, hay más congestión de 11:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00.

Marco Qichurro es un miembro de la Cooperativa Segurtaxi. A las 12:30 circulaba por la avenida Amazonas, con un cliente que se dirigía hacia el aeropuerto. Reconoció que en estos días ha tenido más trabajo. Sin embargo, lamentó que por el pesado tránsito no puede llegar rápido a sus destinos.

A esa hora hubo embotellamientos desde la Orellana hasta la Naciones Unidas. “Ahora no llevo pasajeros al sur, solo trabajo en el norte para evitar las largas filas del centro”.

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) aplica desde este miércoles un operativo para disminuir la congestión alrededor de los centros comerciales.

A partir de la 14:00, personal de las policías Nacional y Metropolitana se ubica en las avenidas aledañas. Entre las medidas adoptadas están colocar conos en los carriles de las entradas a los centros comerciales y evitar que los taxis permanezcan más de 30 segundos parqueados, para evitar que la fluidez se afecte.

El miércoles por la noche, el operativo tuvo resultados aceptables. A las 20:00, la circulación por la Naciones Unidas, República, Amazonas y Shyris fue fluida. Los uniformados obligaban a los buses a detenerse solo en las paradas. El plan se ejecutará hasta el 31 de enero, en la zona comercial del Distrito.

Al medio día, el tráfico se acumuló en av. De los Shyris, especialmente en las intersecciones de la Río Coca, Gaspar de Villarroel. Los semáforos dejaron de funcionar, luego de la lluvia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)