3 de September de 2012 00:03

Tráfico y malestar por el intercambiador

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los trabajos de construcción del intercambiador, de las avenidas Fernández Salvador y Mariscal Sucre, en el norte de la urbe vuelven más lento el tránsito en ese sector. Ahí, decenas de autos se encolumnan para circular en ambos sentidos

Hace tres meses inició la obra y desde entonce el tráfico que se crea en la zona es evidente.

Las filas de autos empiezan desde la calle César Villacrés hasta las instalaciones de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).

Para realizar los trabajos del intercambiador, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) cerró cuatro de los seis carriles. Esto obligó a los autos a circular por un espacio estrecho.

“Antes pasar por estos aproximadamente 2 km nos tomaba 20 segundos. Ahora nos toma 10 minutos”, comenta Jorge Males, conductor de una camioneta Chevrolet blanca.

Para que el trancón sea menor, tres policías de Tránsito controlan el paso de los vehículos. Los uniformados hacen que los autos avancen aún cuando el semáforo está en rojo. Con el fin de evitar la congestión. Esto ha creado problemas para los vendedores informales que laboran en el sector.

Los comerciantes señalan que las ventas han descendido, ya que los autos no paran en el semáforo cuando este, está en rojo. “Ahora los choferes ya no tienen tiempo para comprar ni ver lo que ofertamos. Y por eso ya no vendemos mucho”, señala María Morales, comerciante de frutas.

Además, señalan que corre riesgo su vida, pues no saben a qué momento los autos avanzarán.

También han sido afectados los locales comerciales del sector. Ana Vega, propietaria de un negocio de ropa, comenta que las ventas han bajado debido al polvo que provoca la obra.

“Para no tener más pérdidas toca limpiar por lo menos cuatro veces al día. Las ventas disminuyeron un 10%”, señala Juan Porras, dueño de un local de comida.

Los moradores del sector, también sienten los estragos de la obra. Ellos dicen que por el polvo y el ruido se han enfermado. “Ahora todos estamos con rinitis, irritación en los ojos y gripe”, asegura Jaime Enríquez, morador del conjunto residencial Cordilleras. Pese a esto los vecinos comentan que soportan las molestias, porque saben que la obra los beneficiará en el futuro.

El proyecto

El intercambiador registra un avance del 6%.  Está previsto que la obra termine    a finales de mayo del 2013.  Se invertirán   USD 5 384 691,95.
Los trabajos.  Labora   un equipo de aproximadamente 20 personas en horarios rotativos. 

Las rutas alternas .  Para ir al oriente ,   tome la   av. Mariscal Sucre  y suba por  la calle   Legarda. Si su destino es el sur desvíese  por el intercambiador de la Machala. Y   para  ir al  norte tome la  av. de La   Florida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)