Los sumideros 'viejos' de Sangolquí se taponan

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Valeria Heredia.  Redactora

Este domingo, hubo calles inundadas a causa del taponamiento de alcantarillas en varios sectores de Sangolquí en el cantón Rumiñahui. El hecho fue más intenso hace dos semanas con inundación de calles de alto flujo de tránsito.

Las vías afectadas, con más frecuencia, son: General Enríquez, Abdón Calderón y Cordero (aledañas al redondel de El Choclo). Estas, además, son usadas, a diario, por los conductores que transitan entre Quito y Sangolquí y viceversa.

En las vías afectadas, los conductores y peatones no pueden circular con facilidad. Lo que pasó hace dos semanas evidenció la magnitud: el agua se empozó en las calles aledañas al redondel de El Choclo, lo que incidió en el tránsito. Igual sucedió el domingo, pero con menos intensidad. Los vehículos livianos tenían que bajar la velocidad para cruzar estas calles. De igual manera, los peatones esperaron a que amaine la lluvia y baje el nivel del agua, para ir de una calle a otra.

En el sector de El Choclo hay unos ocho sumideros. Por la fuerza del agua que baja de las calles que se conectan al redondel, estos desagües no pueden cumplir con su función de pasar el agua. "Tenemos que esperar hasta que calme la lluvia para que la vía se despeje. Es imposible caminar cuando llueve", indicó Eduardo Cabrera, trabajador de 21 años.

Este joven labora en una tienda desde hace tres años. En el tiempo que ha trabajado en el sector, siempre ha visto esta situación. Vías empozadas, moradores que no pueden circular y carros que pasan alzando el agua son parte del panorama lluvioso. El agua se demora en filtrar unos 50 minutos, contó.

En esto coincide Ángel Cabrera, de 71 años. Este hombre es morador de Sangolquí y aseguró que la situación es complicada. Las autoridades, tal vez, esperan que haya más daños para atender nuestros requerimientos, aseguró.

Según él, las lluvias no solo han afectado estas avenidas sino también han las casas.

Él recordó la inundación que ocurrió hace dos meses en Inchalillo. En el conjunto habitacional Cactus, cuatro casas se vieron afectadas porque el alcantarillado falló.

A esto se suma que la calzada está totalmente destruida, señaló. Esto complica más el paso del agua, indicó el morador.

Este es un problema recurrente. Así lo dijo Francisca Delgado, de 57 años. "Las personas tienen que pasar saltando para cruzar las calles", relató esta moradora que vive en Sangolquí desde hace 15 años.

En esta oportunidad, estos moradores hicieron un llamado a las autoridades competentes para que solucionen el inconveniente del sistema de alcantarillado en el cantón.

El tiempo de vida del alcantarillado es una de las razones, según datos de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado. Sobre el tema, José Pérez, director de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Rumiñahui, explicó que el alcantarillado tiene entre 20 y 25 años de uso. Según él, no hay inconvenientes, ya que el agua se evacúa entre 15 y 20 minutos.

Según el funcionario, ya se ha realizado el cambio de alcantarillado y tuberías en varios sectores de Sangolquí. Este corresponde al alcantarillado residencial. Según el Plan de Ordenamiento Territorial del cantón Rumiñahui, el 89% del cantón tiene alcantarillado. No se especifica el tiempo de vida útil que tiene.

Sin embargo, Pérez reconoció que está pendiente el alcantarillado en el barrio San Sebastián, y en las dos vías más grandes del cantón (la Abdón Calderón y la General Enríquez). Estas son las que registran taponamientos.

Estos cambios del sistema de alcantarillado están en proyectos. El motivo es que son parte del Plan Maestro de Rumiñahui, el cual está en estudios.

Hasta que el documento tenga luz verde, el funcionario recomienda a los moradores que realicen la limpieza de los sumideros constantemente y sobre todo que no boten basura.

Esta situación no es aislada, en otro punto de Sangolquí, también se registró el taponamiento de los alcantarillados. Esto ocurrió hace dos meses en el conjunto Rosita Paredes, en el barrio San Juan de Salcoto. En este, el agua ingresó a unas 15 viviendas, ya que los ECMNWS20140506_0093 .

Este hecho afectó a los moradores ya que pasaron varias horas sacando el agua de sus viviendas. Hubo daños leves, pero no personas afectadas.

En contexto En el cantón Rumiñahui, el sistema de alcantarillado tiene aproximadamente 25 años de uso. En las avenidas más grandes y de importancia, ya que facilitan la salida de los moradores de Sangolquí a Quito, todavía no se ha realizado el cambio del alcantarillado. En días lluviosos no se puede transitar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)