6 de May de 2010 00:00

Los sancionados piden más información

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La mañana de ayer 61 personas fueron sancionadas por no respetar la restricción del pico y placa.

Esta cifra se suma a los 184 del martes y a los 150 del lunes. El total: 395 infractores. Los carros de quienes no respetaron la medida fueron trasladados a los patios de retención del Cabildo.

Santiago Haro llegó ayer a Quito, a las 09:15, en un Chevrolet rojo con placas que terminan en 5. Él conducía por la av. Simón Bolívar pero se detuvo antes de ingresar al redondel del Ciclista, en la av. De los Granados, en el norte. Estacionó su auto e inmediatamente dos policías metropolitanos le solicitaron sus papeles para llevarlo al patio de retención.

Haro viajaba, desde Latacunga, con su madre, quien tenía una cita médica en Quito (en el hospital del IESS). El joven trató de explicar a los vigilantes que conocía sobre la medida y por eso estacionó su vehículo antes de entrar a la ciudad. Pero los dos uniformados se llevaron el auto.

Sin embargo, en el camino y luego de consultar a los fiscalizadores, decidieron no multar a este conductor. “Por favor, señores, deben tener un poco de criterio. El señor estaba estacionado”, dijo el fiscalizador del Municipio a través de un intercomunicador.

Pero Marcelo Narváez no corrió con la misma suerte. Él viajó desde Baeza para reparar un accesorio de su vehículo cuya placa termina en 5. Narváez dijo que antes de ingresar a Quito consultó con dos policías si sus placas correspondían al día de la restricción, pero los uniformados le dijeron que sí podía pasar. “Por eso manejé tranquilo por la ciudad. En caso contrario no viajaba”.

La Policía lo retuvo en la av. 6 de Diciembre y Los Pinos. Narváez se quejó porque no hubo policías que dieran información en el trayecto. “Vine por Tumbaco”.

El vehículo fue trasladado hacia el patio de retención ubicado en la av. 6 de Diciembre y 10 de Agosto, en el norte. En ese lugar retiró el formulario para luego pagar la multa en las oficinas de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Emmop). “Estoy dispuesto a colaborar con la medida, pero si la Policía de otros cantones no sabe es lo mismo que nada”, aseguró Narváez.

Paola de Carrera también se excusó de haber infringido la medida. Dijo que ella consultó en la Internet y ahí se mencionaba que la medida duraba solo hasta las 09:00. Por eso decidió dejar a su hijo en la guardería una hora más tarde de lo habitual. Sin embargo, la retuvieron en la av. Diego de Vásquez, en el norte, y le informaron que la medida dura hasta las 09:30. “No sabía, por qué de lo contrario habría tomado un taxi. Me salía más barato”.

A las 09:45 llegó hasta el patio de retención de la calle Unión Nacional de Periodistas y Amazonas, escoltada por la Policía. Con su pequeño de la mano fue a realizar el papeleo para cancelar la multa. Ella podrá retirar su auto hoy.

El mismo trámite debió realizar Patricia B., propietaria de una camioneta gris de placas terminadas en 6. Ella admitió que circuló en horario no permitido. “Me dejaron pasar el primer control. Pensé que no había problema al continuar con mi ruta”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)