29 de June de 2011 00:01

Regulación para los lotes baldíos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

En la cooperativa 19 de Febrero, calle S29A, atrás del estadio del Aucas, en el sur, hay un lote baldío que luce abandonado. La hierba está crecida y hay solo matorrales.

En una pared colindante al predio se puede leer que esa propiedad está en venta. El lugar se convirtió en un botadero de basura. Hay ladrillos rotos que están amontonados y un pedazo de pared. No hay un cerramiento.

A una cuadra de allí, en la calle Borbón, junto al Colegio Miguel de Santiago, también hay explanadas con montículos de tierra donde creció la hierba mala hasta alcanzar 1 metro de alto.

Darío Pachacama es un mecánico automotriz que trabaja desde hace 10 años en el sector. Contó que una parte del terreno es del Municipio. Fue destinado por los socios de la cooperativa de vivienda para espacio comunitario. La otra mitad del terreno es de vecinos desconocidos.

“Los terrenos sin cerramiento se convirtieron en botadero de basura. No hemos podido tramitar obras para el barrio. Aquí las calles siguen siendo polvorientas”, manifestó ayer Pachacama. Él vive frente a uno de los terrenos que se convirtió en cancha de tierra.

Según el registro de la Comisión de Suelo y Ordenamiento Territorial del Concejo Metropolitano, en el Distrito se calcula que, en barrios consolidados, hay un 10% de lotes baldíos. Un estudio del Municipio del 2008 determinó que en el Distrito había -aproximadamente- 7 000 terrenos baldíos en zonas urbanas y que han sido poblados en los últimos tres años. Ahora, con la inspección en las administraciones se determinará el número exacto.

Ante esta problemática, la semana pasada, el Concejo aprobó en segundo y definitivo debate la ordenanza modificatoria que regulará la construcción de cerramientos en los lotes baldíos que existan en el Distrito.

Así, según la nueva normativa municipal, la nueva Agencia Metropolitana de Control iniciará inspecciones coordinadas con funcionarios de las administraciones zonales, para iniciar el proceso de notificación a los propietarios de los lotes baldíos. En el documento se advertirá que es necesaria la construcción inmediata de los cerramientos en los lotes.

Según la Secretaría de Ordenamiento Territorial, Hábitat y Vivienda, los terrenos donde no hay construcciones (espacios baldíos y abandonados) producen un retraso en obras de infraestructura para los barrios. La razón: allí hay basura, escombros y son sitios con riesgo de infección por el descuido. Además hay inseguridad.

Otro de los problemas que identificó la Secretaría fue que por el abandono de predios también se produce tráfico de tierras y se generan asentamientos ilegales o construcciones en mal estado. Eso ocurre, por ejemplo, en la ciudadela Bellavista del Sur, en el sector de la ciudadela Ibarra.

Allí, en la calle 4, hay un lote esquinero que causa molestias a los vecinos. El lugar se convirtió en un depósito de desechos y escombros de una construcción aledaña. María Calpi, vecina, se quejó porque toda la tierra que se arroja se levanta cuando hay viento.

“El control y la sanción deberían aplicarse a quienes ensucian. Conocí a los dueños que son jóvenes huérfanos y no tienen muchos recursos. Si construyen el cerramiento seguirán arrojando la basura”, dijo Calpi, dueña de una tienda de víveres ubicada frente al predio abandonado.

La nueva ordenanza determina que después de que la Agencia Metropolitana de Control entrega la notificación a los dueños de los predios, hay un plazo de 120 días para que se levante el cerramiento en el predio.

En caso de no haber identificado al dueño del predio se publicará las características de los lotes a través de los medios de comunicación y se reconocerá como notificación previa.

Una vez cumplido el plazo de cuatro meses de entregado el aviso y, si el propietario incumplió con la ley, el Municipio tendrá la facultad de construir el cerramiento en el lote.

El muro será construido por personal de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop). El cobro por los costos de construcción del muro será a través del Impuesto Predial, con un recargo del 5% de lo gastado. Se cobrará a través e la Dirección Financiera.

Los plazos

En los próximos días, la Secretaría de Territorio, Hábitat y Vivienda difundirá el reglamento con las características del tipo de cerramiento y las dimensiones que deberán tener los cerramientos en las construcciones.

La Dirección Metropolitana Financiera emitirá el procedimiento para el cobro del recargo por la construcción de los cerramientos. Este se recaudará en el Impuesto Predial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)