27 de April de 2010 00:00

El registro del teléfono celular en las tres operadoras evita su mal uso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El pasado viernes, al mediodía, en la ventanilla de una empresa telefónica de celulares, Mayra Buenaño llegó a consultar los pasos a seguir para poder empadronar su teléfono. Desde el año pasado, los clientes de la telefonía móvil pueden registrar los equipos celulares.

Este proyecto fue impulsado por el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), con la finalidad de crear una base de datos para bloquear los equipos celulares robados y disminuir los índices de este delito.En la ventanilla de atención al cliente le explicaron a Buenaño que los datos personales se vinculan con el número de teléfono y un código especial del equipo con el que se realiza la activación del servicio.

En los teléfonos celulares hay dígitos de Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI por su siglas en inglés) que son un código único que está pregrabado en los teléfonos. También se registran los códigos de la tarjeta, conocida como chip, que guarda información del cliente.

Cuando un usuario de un celular usado adquiere un chip nuevo, puede registrar todos los datos y códigos del equipo.

El principal beneficio, según José Guerrero, empleado de una empresa telefónica, es que en el caso de que el teléfono sea robado o perdido, el abonado puede reportar el hecho a su operadora. La empresa suspende el servicio, bloquea el equipo y el chip. Antes de esto, el dueño del teléfono debió registrarse en el plan de empadronamiento.

Para el trámite de empadronamiento, los abonados deben ingresar o actualizar sus datos ingresando a las páginas electrónicas de las operadoras. Las empresas que ofertan el servicio son Conecel (www.porta.net Porta), Otecel (servicios.movistar.com.ec Movistar) y Telecsa (alegrowww.alegro.com.ec).

Además, hay ventanillas de servicio al cliente. En el caso de los usuarios que no son parte de ningún plan, el procedimiento se realiza en la primera llamada de atención al cliente que efectúa el usuario con su celular.

La llamada es dirigida hacía una operadora; luego de identificarse se solicita el número de cédula del cliente. En los siguientes tres días a la primera llamada, y por medio de los mecanismos internos de las empresas, se completan los datos de nombres y apellidos y dirección domiciliaria de los clientes. El trámite es gratuito.

Con el empadronamiento, cuando se denuncia la pérdida o el robo, las operadoras no deben activar los celulares. La única excepción es cuando los aparatos se encuentren liberados por los mismos dueños de los teléfonos.

Una de las recomendaciones del Conatel es que el cliente tiene la obligación de reportar a la operadora el robo, hurto o pérdida del equipo mediante una denuncia a la Policía o Fiscalía. Toda la información de los clientes es confidencial. Las operadoras no pueden entregar información a ningún cliente.

Asimismo, cada operadora telefónica es responsable del manejo de datos. Cualquier cambio en la información previamente registrada, ya sea cambio de domicilio o más detalles, deberá ser actualizado continuamente. El usuario puede verificar los datos sin ningún costo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)