1 de July de 2011 00:01

El Registro de la Propiedad solo receptará solicitudes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde las 15:00 de ayer, el nuevo Registro de la Propiedad del Municipio de Quito atendió en las nuevas oficinas ubicadas en la calles Ulloa y Murgeón, en el norte.

Hasta el 11 de julio, tiempo en el que se completará la transición de la entidad al Municipio, solo se receptarán peticiones y solicitudes de inscripciones y certificados. En la antigua dependencia se recibía entre 300 y 400 solicitudes al día. Luego de esa fecha se procederá con el despacho de los trámites.

Rubén Flores, administrador del Cabildo, explicó que la transferencia de competencias debe ser un proceso ordenado y paulatino, para garantizar la seguridad de las propiedades de los ciudadanos. Son 10 000 tomos y 11 gigabytes de información informática que se debe transferir al nuevo edificio.

Todos los tomos serán trasladados al nuevo edificio hasta el 5 de julio. La razón: Washington Bonilla, registrador saliente, pidió tiempo extra para despachar los trámites pendientes, cuya solicitud ingresó hasta el lunes.

En la mañana, varios usuarios se acercaron a los exteriores del nuevo edificio, para pedir información. En un cartel se informaba que para el despacho de documentos ingresados hasta el 29 de junio, deben dirigirse al antiguo Registro. El Municipio no se hará cargo de estos trámites.

De acuerdo con la Constitución y la Ley de Registro de Datos, el miércoles pasado, a las 23:00, se cumplió con el traslado de la base de datos. También se firmó el acta de entrega–recepción entre Flores y Washington Bonilla.

Para administrar la base de datos del Distrito, el Municipio cuenta con su propia plataforma informática. Cabe recordar que el antiguo Registro de la Propiedad, creado en 1966 y administrado por personas naturales, rentaba el sistema informático que era de propiedad de la familia Andrade Cabezas.

Desde ayer también pasaron a ser empleados públicos los 154 funcionarios del antiguo Registro de la Propiedad. Ellos recibirán capacitación e inducción. Además serán evaluados sus perfiles profesionales.

Uno de los cambios en la atención será la reducción en el tiempo de los trámites. Por ejemplo, en el caso del traspaso de dominio que se demoraba 45 días, ahora tomará una semana.

Esto gracias a la unificación d e la base de datos con la del catastro municipal, lo cual permitirá que los usuarios hagan el trámite en una sola dependencia.

Los costos se mantendrán. El Concejo Metropolitano aprobó la semana pasada continuar con la tabla expedida en el 2003 por el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ). Allí se estipula que ninguna transacción tendrá un valor superior a los USD 500.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)