26 de April de 2010 00:00

La quebrada de Santa Rosa trae problemas al nuevo aeropuerto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Dirección General de Aviación Civil (DGAC) determinó que el nuevo aeropuerto de la capital tiene limitaciones . Y la presencia de la quebrada de Santa Rosa es una de ellas.

La DGAC entregó la certificación a la construcción de la terminal aérea pero también emitió siete observaciones al proyecto. Una es solucionar el problema técnico que ocasionaría la presencia de la quebrada de Santa Rosa, en el lado nororiental de la pista (ver infografía).Carlos Guerrero, director general de la DGAC, explicó que las normas de seguridad aeronáutica determinan que desde el centro de la pista debe existir una franja de 150 metros en cada lado. “Constituye un espacio de seguridad en caso de que un avión se desvíe de una pista”.

Pero en un tramo del lado nororiental de la zona de aterrizaje y despegue existe un espacio donde se cumplen solo 105 metros. Es decir, 45 metros menos de lo que dictamina la norma.

Benjamín Garcés, asesor técnico de la DGAC, explicó que esta franja de 150 metros es necesaria para que en caso de un accidente aéreo el avión tenga un espacio para maniobrar. Dijo que este espacio tiene que ser adecuado para que no haya daño al avión ni a las personas. Pero, además, esta zona debe tener un terreno adecuado y apto para que puedan ingresar los vehículos de rescate y emergencia.

Sin embargo, Garcés aseguró que la normativa también puede ser interpretada de otra manera: que en la franja de pista (150 metros) no existan obstáculos para que los aviones puedan maniobrar en el aire. En ese caso se cumplirían los 150 metros porque no existen obstáculos en el aire ya que lo que existe es una quebrada.

Guerrero y Garcés afirmaron que la interpretación de esta normativa está en manos de la DGAC. Por lo tanto, esta institución y el Municipio solicitaron el asesoramiento técnico de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Sin embargo, Guerrero afirmó que el problema de la quebrada tiene solución. Una opción es rellenarla (400 metros de profundidad aproximadamente).

Garcés dijo que esta opción es costosa pero ya se la ha hecho en otros casos. Puso como ejemplo el aeropuerto de Santa Rosa ubicado en El Oro. “El Estado invirtió USD 8 millones, para solucionar un tema de drenaje y cumplir con los 150 metros de la franja de pista del aeropuerto”. Pero aclaró que también se debe tomar en cuenta que la quebrada de Tababela fue declarada zona de protección ecológica.

Otra solución, según Guerrero, sería que luego de un estudio aeronáutico se dé una excepción a la nueva terminal aérea.

En el informe se realiza una investigación sobre las probabilidades de accidentes que puede haber en ese lugar. Garcés puso como ejemplo el aeropuerto Mariscal Sucre. Afirmó que los accidentes se han registrado en la cabecera del aeropuerto, pero no hay registros de que haya ocurrido ningún incidente en el lado nororiental. “El estudio de las probabilidades de accidentes y otra serie de estudios dan la pauta para determinar si hay la posibilidad o no de extender una excepción al nuevo aeropuerto”.

El alcalde Augusto Barrera aseguró que el Cabildo adoptará la medida que sea recomendada por la OACI y la DGAC. Según Barrera, el informe elaborado por el organismo internacional estaría listo esta semana.

La DGAC también hizo una observación sobre los vientos que corren en la terminal de Tababela. Para despejar esas dudas, se instó la autoridad municipal que se realicen estudios meteorológicos.

El cumplimiento de estas observaciones son obligatorias antes de la entrega del permiso de operación que debe entregar la DGAC al nuevo aeropuerto.

El presidente de la concesionaria Quiport, a cargo de la construcción en Tababela, no quiso emitir declaraciones al respecto. Pero señaló que están a la espera del pronunciamiento oficial de la OACI, así como de la autoridad aeronáutica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)