La provisión de servicios no se altera en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Guerrero. Redactora

Las elecciones 2014 serán mañana. En Quito, conozca los límites de las tres circunscripciones urbanas.

Restan unas horas para que los quiteños acudan a los recintos electorales para elegir alcalde, prefecto y concejales. A diferencia de lo ocurrido en el 2013 (elección de presidente y asambleístas); en este, el Distrito está distribuido en cuatro circunscripciones electorales. En el 2013 fueron tres.

En el área urbana, que agrupa a 32 parroquias, hay tres jurisdicciones: norte, centro y sur. En cada una se registra una población que bordea los 500 mil habitantes. Así, por ejemplo, la Circunscripción Centro está integrada por 10 parroquias y  un aproximado de 50 7130 electores. Cada jurisdicción elegirá a cinco concejales.

Mientras que la representación rural corresponde a las 33 parroquias del Distrito y que, en conjunto, elegirán a seis integrantes del Concejo Metropolitano. Es la primera vez que se lo hace en forma directa.

Al referirse al tema, en el 2013, cuando el Consejo Nacional Electoral dio a conocer estos cambios, el presidente de este organismo, Domingo Paredes, señaló que Quito es el único Distrito Metropolitano del país, y que el Codigo Orgánico de Organización Territorial Autonomía y Descentralización (Cootad) diferencia la base de cálculo para municipios cantonales y distritales.

Según el último censo poblacional del 2010, Quito tiene 2 239 000 habitantes. De ese total, el 72% corresponde a población urbana y el 28% a rural. Entonces, aplicando la fórmula especificada en la ley, se deberá elegir 15 concejales para el área urbana, y 6 concejales para el área rural, y así lograr los 21 que manda la ley.

Raúl Reinoso, presidente de Seguridad de el barrio El Panecillo, comenta que esta división por circunscripciones favorece a los ciudadanos, en vista de la geografía que tiene la ciudad. Resulta positivo tanto para los que viven en los extremos como en el centro de la ciudad.

Mercedes Aveiga, moradora de El Calzado, no entiende bien de qué trata la división ni de los beneficios para los sectores. De allí que comentó que votará de acuerdo con lo que haya en la papeleta. Aseguró que sí conoce los candidatos de su sector porque llegaron de todos los partidos a promocionarse.

Para Javier Brito, catedrático de la UDLA, este nuevo sistema de votación es positivo, principalmente porque es una forma que acerca a las autoridades y a la gente. Ahora, las parroquias pueden elegir como concejal a un representante de su comunidad. Alguien que tenga más cercanía con ellos.
Eso sin duda, dice Brito, hará que las obras lleguen de manera más ágil y oportuna a los sectores alejados. Además, sostiene, ayuda a tener una descentralización administrativa.

Rolando Ortiz, vicepresidente barrio San Juan Salcoto, en Sangolquí, la votación por circunscripciones es positiva debido a que se elige a personas que conocen la realidad de cada uno de los sectores.

En ocasiones anteriores, muchos candidatos ni siquiera conocían los barrios, por ende, se olvidaban de hacer obras.

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)