31 de August de 2010 00:00

Así se procesa el líquido de la basura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Quito

El líquido que genera la basura que se produce en Quito es descontaminado a través de un proceso técnico, antes de ser enviado al río Inga. Eso permite que se lo utilice para el regadío.

Este proceso está a cargo de la empresa italiana Gasgreen, que permanecerá en el relleno sanitario de El Inga hasta marzo del 2011, luego de un acuerdo con Fundación Natura, administradora del relleno sanitario. Eso, a pesar de que inicialmente, el contrato era para 15 años, a partir del 2003.La basura que genera la capital tiene dos procesos en el relleno sanitario de El Inga, ubicado a 40 kilómetros de Quito. El primero es el manejo de los desechos y su compactación. El segundo es el tratamiento de los lixiviados.

El lixiviado es un líquido negro y contaminante que se genera por el proceso de descomposición de la basura.

La empresa italiana ha invertido USD 2 millones en el relleno. Cada día, en la planta se tratan 150 m³ de lixiviado. Gasgreen firmó el contrato, en el 2008, para manejar por 14 años. Fue necesario hacer una reforma en el contrato y también trabajará hasta el 2011.

Según Luciano Taco, coordinador de la planta, la empresa tecnificó los procesos para mantener el nivel de purificación adecuado de lixiviados, que exige la Secretaría de Ambiente.

Sin embargo, en el 2009, el Concejo Metropolitano detectó irregularidades en el tratamiento de lixiviados y cuestionó posibles filtraciones en las piscinas.

Las fallas también fueron una advertencia de la fiscalización. Taco minimiza los cuestionamientos y prefiere explicar los detalles del manejo del líquido.

Lo hace en el ingreso a las piscinas de lixiviados, donde hay olores nauseabundos.

Gasgreen maneja dos proyectos en el relleno: el tratamiento de los lixiviados y la extracción y quema de biogás.

El primero se lo realiza en cuatro etapas. En una se capta el líquido en una piscina. Allí se trata al lixiviado con lodo, bacterias y oxígeno, obtenido mediante motores instalados.

Este proceso permite disminuir el nivel de Demanda Química de Oxígeno (técnicamente DQO) o nivel de contaminante del lixiviado, que se mantiene a una temperatura de 36 grados.

“Así bajamos la carga contaminada y evaporamos el líquido. Lo hacemos sin generar malos olores. Se evaporan 50 metros cúbicos al día”, dice Taco.

Con este sistema se trata al líquido que tiene un grado contaminante de 70 000 mlg/litro (no se lo puede utilizar en ninguna actividad). El proceso sigue con un sistema de filtración de impurezas.

La Comisión de Ambiente del Concejo, además, cuestionó la cantidad de líquido acumulado en las piscinas. “Desde cuando asumimos el manejo, deberíamos tener 120 000 m³, pero hay 45 000. Estamos tratando el líquido”, comenta Taco.

El tercer paso se lo cumple a través de sistemas de filtración. También se descontamina por medio de la fotosíntesis de plantas de carrizo sembradas en piscinas. Al final, una máquina separa el líquido descontaminado, que es enviado al río Inga. El tratamiento del lixiviado tiene un costo mensual de USD 27 000.

Desde el inicio de la operación (2003), Fundación Natura subcontrató a tres empresas. Así, Interaseo es la encargada del manejo final de los desechos; Gasgreen, en cambio, es la encargada del tratamiento de los lixiviados y Trans Desotra, del transporte de la basura.

Gasgreen es la primera empresa que renegoció el contrato.

Piscina de captación

Un líquido negro. El olor del lixiviado en la primera piscina es nauseabundo. Este sale por la descomposición de la basura en el relleno.

La piscina de evaporación

Con temperatura de 36 grados, el uso de lodo, bacterias y oxígeno, se descontamina el líquido. Hay motores que generan el oxígeno.

El líquido filtrado

Uso de tecnología. Luego del trata miento, en una máquina con filtros, una parte del líquido pasa a otra piscina.

Las piedras y plantas

Lo natural. En una piscina con piedras y plantas de carrizo el líquido es tratado. Así elimina contaminantes, por el proceso de la fotosíntesis.

La última fase

Ósmosis inversa. Es una tecnología especial que divide el líquido contaminado para arrojar al río y el resto regresa a la primera piscina.

El líquido que va al río

La norma. Hay una regulación técnica para que el líquido tratado vaya al río. El índice contaminante no de be superar los 127 mg/litro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)