4 de March de 2011 00:00

Polémica por el retiro de rótulos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Ordenanza 330, que regula la publicidad exterior y con la cual el Cabildo inició el control de vallas, desempolvó un problema entre la autoridad municipal y el Grupo Reinberg.

Esta empresa publicitaria decidió cubrir con telas y plásticos negros las vallas que están junto a las señales de tránsito, en varias intersecciones de la ciudad.Los conductores no se han dado cuenta de este hecho, como Roberto Tamayo, taxista. Ayer, por ejemplo, en la intersección de las avs. De los Shyris y Naciones Unidas (foto), en el norte, se pudieron ver tres rótulos tapados. Lo mismo ocurre en las avenidas 6 de Diciembre y Río Coca, más al norte.

Luis Alberto Reinberg, representante de la empresa de publicidad que instala esos elementos, explicó que se cubren las vallas por pedido de las empresas que se publicitan allí.

Esto porque recibieron notificaciones del Municipio sobre la nueva regulación que rige en la ciudad, con la Ordenanza 330. “Esas vallas están colocadas bajo un amparo constitucional. Presenté un recurso de apelación en la Corte Constitucional. Están usando retroactividad en la Ley y es prohibido”, manifestó.

Reinberg aclara que su empresa tiene un contrato vigente con la Comisión Nacional de Tránsito (desde el 2009) para colocar vallas de señalización vial y junto a estos publicidad.

Así financia la instalación de la estructura para colocar las vallas. El representante agrega que también tuvo acuerdos con la Dirección Nacional de Tránsito. “Tengo 25 años de experiencia en esto. En toda la ciudad están instaladas alrededor de 170 vallas”, detalló Reinberg.

En la Dirección Nacional de Tránsito se aclaró que el único responsable de la publicidad en las vallas de señalización vial es la empresa publicitaria.

Walter Enríquez Ulloa, supervisor de la Agencia Metropolitana de Control del Municipio, dependencia que empezó con la tarea de entregar notificaciones y pegar adhesivos en vallas sin permisos, dice que es un derecho constitucional de la empresa presentar una acción de protección o un recurso de inconstitucionalidad a la Ordenanza.

Enríquez agrega que este proceso no frena el control a las vallas publicitarias ni el retiro de los elementos que ya fueron notificados. Sin embargo, reconoce que un fallo de la Corte Constitucional pudiera dejar sin efecto la Ordenanza municipal 330.

Así, el debate legal entre el Cabildo y Reinberg vuelve a la mesa. En marzo del 2009, la Corte Constitucional decidió derogar la Ordenanza 186, que ya intentó normar y sancionar el uso de la publicidad exterior.

En aquella vez, el pedido también fue interpuesto por Grupo Reinberg. Debido al fallo y por decisión de la anterior administración municipal y del Concejo no se entregaron permisos durante un año de moratoria, mientras se redactaba la nueva Ordenanza, que se aprobó en octubre del año pasado.

La concejala Elizabeth Cabezas, presidenta de la Comisión de Espacio Público, señaló que el tiempo en el cual no se entregaron permisos se instalaron elementos sin control y, por eso, fue necesaria una nueva normativa municipal y su vigencia.

El 21 de febrero se cumplió el plazo de 90 días para que las empresas retiren las vallas colocadas sin autorización. Luego de esa fecha se entregaron notificaciones a los dueños de las misma, a las empresas que se publicitan en esos elementos y a los propietarios de los predios.

Enríquez detalla que la semana pasada se iniciaron 13 procesos de sanción y se colocaron 18 sellos. En cambio, en esta semana, se pegaron 15 sellos. Hay un proceso judicial abierto por el rompimiento de un sello pegado en una valla, en la Orellana.

Mariana Zambrano, dueña de una agencia de publicidad, cree que es necesario regular la instalación de esos elementos, pero solo en vallas grandes y no en los letreros de negocios pequeños.

El Municipio aclara que el control se aplica a las vallas grandes y de empresas dedicadas a esta actividad. Según la Agencia de Control, en el proceso de supervisar los rótulos, se utiliza la información del censo que determinó que en dos administraciones del norte había 1 715 elementos publicitarios.

Desde la próxima semana se planificará el retiro de los rótulos donde se colocaron los sellos municipales. Reinberg espera el pronunciamiento de la Corte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)