Una plaza lista en el centro y otra, en espera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Guerrero.  Redactora 

Puertas cerradas y letreros que anuncian las nuevas direcciones de negocios se ve en la fachada del antiguo Centro Comercial San Agustín, en el centro. El establecimiento fue desocupado por unos 25 comerciantes el 6 de este mes.

Mientras tanto, dos cuadras hacia el occidente, calles García Moreno y Mejía, la nueva plaza se volvió un espacio que llama el interés del peatón.

El edificio, que estaba a cargo de la comunidad Agustina, fue expropiado por el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar), al igual que el predio donde se encontraba el edificio de la Dirección Provincial de Salud.

En el primer caso, como también lo anunció Augusto Barrera, antes de acogerse a la licencia por campaña, aún no se ha recibido un proyecto concreto para el lugar.

En el otro, en cambio, la plaza ya recibe a personas como Susana Dávila, una quiteña de 69 años, quien creció en el centro de la urbe. Para ella, el espacio es agradable, aunque, comenta, le hace falta más vida.

Dávila recuerda la edificación que se encontraba en el sitio, derrocada el año anterior. "Pasaba por aquí todos los días, porque venía desde San Juan al colegio".

Como la mujer, Lenin Alarcón, de 80 años, dice que es uno de los primeros jubilados que visita el espacio público. La Plaza Grande ya estaba quedando corta, comenta sonriente. "Pero esta es muy pequeña".

Sin embargo, aunque hay quienes, como Dávila y Alarcón, caminan por el sitio, aún sé observan obreros trabajando y cintas de peligro en dos rincones.

Según datos del portal de Inmobiliar, la demolición y la construcción de este nuevo espacio público, se desarrolló en cuatro meses, con una inversión de 785 345 dólares. La obra, así como la expropiación en San Agustín, son parte del Proyecto de Revitalización del Centro Histórico de Quito.

En el caso del espacio de las calles Mejía y Guayaquil, donde antiguamente funcionaba el Registro Civil, el padre Patricio Villalba, prior provincial de la congregación religiosa, informa que hubo ofrecimientos de reubicar a los vendedores, pero que no se concretaron. Por su parte, tampoco tiene la certeza de lo que se construirá en el predio de 1 651,27 metros cuadrados.

En el proyecto que se había colgado el año anterior en la página del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) se informó que se construiría una plaza, para recuperar este espacio público.

En contexto La construcción de la plaza en las calles Mejía y García Moreno y el proyecto que se emprenderá en lo que fue el Registro Civil, Mejía y Guayaquil, son los primeros pasos que da el Gobierno en el Centro. El Ejecutivo busca recuperar predios patrimoniales y que se las usen como embajadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)