15 de May de 2012 23:53

Quito pierde competitividad con el trancón por el Corredor Sur Occidental

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El encarecimiento en el transporte de bienes y servicios y la pérdida de competitividad son los primeros efectos en la economía de Quito, a raíz del caos vehicular que padecen el sur y el centro de la capital por la entrada del Corredor Sur Occidental.

En ello coinciden empresarios, representantes de gremios y operadores de firmas de carga, encomiendas y correspondencia.

La deficiente movilidad en la ciudad incide directamente en los costos de distribución de los productos de las empresas, sean estos fabricados localmente o importados, advierte el presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Blasco Peñaherrera Solah.

Ello, según Peñaherrera, porque las empresas tardan más tiempo en distribuir sus productos por un lado, y por otro, gastan más en mano de obra e insumos como combustibles y mantenimiento de sus vehículos.

Un tema adicional es el tiempo muerto o improductivo que se eleva entre los empleados de fábricas y oficinas, quienes tienen que tardarse más en las unidades de transporte.

Estos dos factores hacen que Quito pierda competitividad y se vuelva una ciudad más cara, dice Peñaherrera.

Con estos elementos, difícilmente saldrá del ‘ranking’ de las cinco ciudades menos competitivas de acuerdo con un estudio de la Universidad Católica de Chile de finales del 2009.

En ese documento, titulado ‘Competitividad entre metrópolis de América Latina’, el investigador Nelson Manzano ubica a Quito a nivel de competitividad solamente por encima de Asunción, Ciudad de Guatemala, Santa Cruz (Bolivia) y La Paz.

Según Peñaherrera, este ‘ranking’ está determinado por la estabilidad, producción, seguridad y movilidad.

Ello será un factor adicional para que Quito se presente como una ciudad menos atractiva para la inversión nacional y extranjera, añade.

Peñaherrera sostiene adicionalmente que el tema de una movilidad deficiente ahuyenta el turismo.

El presidente de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha, Ricardo Flor, explica que el aumento del tráfico hace lenta toda la cadena productiva ya que las fábricas tardan más en proveerse de los insumos y materias primas , lo que al final del día retrasa la entrega de su producción.

También sostiene que el tráfico hace ineficiente la entrega de distintos productos y provoca malestar en los consumidores.

Finalmente, destaca que en la ciudad no hay parques industriales definidos lo que provoca que las industrias estén muy dispersas afectando el transporte de diversos bienes.

Este Diario llamó a tres empresas de transporte de carga, mercadería y correspondencia para consultar sobre el tema.

Los dependientes, que pidieron la reservas de los nombres de las firmas, indicaron que evitan en todo momento transitar por las avenidas Mariscal Sucre y Necochea, en el sur de la ciudad, por el tráfico. Y para llegar al sur optan por otras vías, lo que aumenta el tiempo de entrega de su carga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)