24 de July de 2011 17:37

La permanencia de la terminal terrestre en Carcelén, en duda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A dos años de funcionamiento de la terminal interprovincial de Carcelén, en el norte, una posible reubicación está en estudio. Carlos Páez, secretario de Movilidad, informó que se analiza el traslado de la terminal terrestre porque no se ha concluido todo el plan previsto, aunque no precisó a qué sitio ni cuándo.

La traba para la ampliación de la infraestructura y el mejoramiento de servicios de la terminal es la expropiación de un terreno, ubicado atrás de las instalaciones. El predio está en un lío jurídico que no termina de resolverse.

Allí, actualmente, funciona un parqueadero de autos y hay un galpón que sirve como bodega de bienes del Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes de Ecuador (Consep).

Según el registro del Municipio, la propiedad es de 4 800 metros y el galpón de 600 metros. El inmueble está bajo la custodia del Consep y a órdenes de los jueces que llevan el caso, según Rafael Molina, responsable de la Dirección Nacional de Administración de Bienes de la entidad. El predio fue incautado a Jorge Reyes, implicado en delitos de narcotráfico, y es parte de un proceso judicial todavía sin resolución.

Roberto Gabela, gerente de terminales de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), dijo que se espera que hasta diciembre de este año se resuelva el juicio para negociar con el Consep o con representantes de Reyes.

"La reubicación de la terminal sería a largo plazo. La negociación la estamos haciendo este año. Un traslado a otro sitio depende de la Secretaría de Movilidad. Puede ser un proyecto a largo plazo", dijo Gabela. Tampoco precisó fechas ni lugares.

El funcionario cree que sí se puede ampliar el proyecto y mejorar las instalaciones de la terminal terrestre. Incluso, el diseño de las modificaciones está listo.

Mientras el tema se resuelve, la Gerencia de Terminales realizó una inversión y se modificó la circulación vehicular por una calle paralela a la estación. El propósito es mejorar los servicios.

La terminal empezó a funcionar en julio del 2009 y fue habilitada para el estacionamiento y despacho de las 21 cooperativas de transporte, que movilizan a los pasajeros desde y hacia las provincias de Imbabura y Carchi.

Fue construida y empezó a funcionar en la anterior administración municipal. La obra costó USD 6,5 millones entre la expropiación del terreno y la edificación de la infraestructura.

Paco Moncayo, ex Alcalde, cuestionó la intención de trasladar la terminal terrestre, construida en su administración. Dijo que si eso ocurre, no se respetarían los estudios de movilidad y el plan de desarrollo territorial.

"Fue una lucha dura, difícil y larga para expropiar esos terrenos. ¿Cuál es el nuevo plan de movilidad para decir que se debe reubicar la terminal de Carcelén y a dónde?", concluyó Moncayo.

Ángel Vargas, gerente de la cooperativa de taxis Hernando Parra, una de las tres operadoras que trabajan allí, contó que desde cuando empezaron a laborar en la terminal ya les anticiparon que su estadía allí será temporal. "El flujo de usuarios no es el esperado. Así se ha mantenido desde que empezó a funcionar. En estos días de vacaciones hay poca demanda. Nos dijeron que con el tiempo esta terminal sería reubicada".

Los conductores de las tres cooperativas de taxis esperan que con obras complementarias o una posible reubicación aumente el número de pasajeros. Igual aspiración tienen los comerciantes que utilizan los quioscos para vender comida, golosinas y aguas.
Actualmente, entre lunes y jueves, hay poca afluencia de gente en la terminal. Solo viernes y sábado aumenta el número de usuarios que viajan a las provincias del norte. En cambio, el domingo, la actividad aumenta por el regreso de los pasajeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)