9 de May de 2010 00:00

Pequeños inventores de la ciudad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

¿Qué inventarías para mejorar tu ciudad? Con esa pregunta, 179 niños y niñas realizaron divertidas creaciones para cambiar a su manera algunos problemas en la urbe. El concurso fue organizado por el Museo Interactivo de Ciencias (MIC) y tuvo gran acogida entre los pequeños y pequeñas de varias unidades educativas.Aunque hubo quienes también prefirieron enviar sus dibujos por cuenta propia. Ese fue el caso de Antonella Buitrón, quien ganó el tercer puesto en la categoría de 11 a 13 años.

La pequeña de 12 quiso plasmar en un papel cómo mejoraría el aire de Quito con una máquina que pueda purificarlo. Por lo que con carboncillo realizó trazos de montañas cubiertas de esmog, gas que para ella está presente todo el tiempo en la ciudad causando graves daños. “Sería maravilloso que existiera una máquina que pudiera convertir el esmog en aire puro”.En un extremo de su dibujo, un árbol frondoso y del tamaño del cielo da la esperanza de que con un aire más limpio todos viviríamos mejor. Ese sueño también puede hacerse posible para Luis Eduardo Domínguez, ganador del tercer puesto en la categoría de 8 a 10 años. Luis Eduardo inventó una máquina que convierte la basura en productos reciclados. Como cree que esta también eliminaría gases, adecuó un sistema que purifica ese aire para que no haya contaminación.

A él le molesta que las personas arrojen basura a las quebradas, por eso piensa que sería útil que estos artefactos se coloquen allí precisamente. “Con eso se evitaría que se ensucien esos espacios y la gente empezaría a reciclar”. Eso es lo único que para él servirá en el futuro si se quiere conservar la naturaleza.Preocupada también por ella, María Emilia Larrea pintó una estrella limpiadora. En cada punta esta posee artefactos que cuidan la naturaleza y a la vez limpian el aire y el polvo.

Así hay una aspiradora, un limpiador, un atrapador de esmog... Feliz cuenta que al momento de hacerlo pensó que si todos los quiteños unieran fuerzas y cuidaran la ciudad estaría más limpia y cada vez más bonita.

David Chiriboga, ganador del primer premio en esa categoría, creó una máquina que absorbe la basura y la convierte en abono para las plantas. En un collage representó lo que para él significaría tener este tipo de artefactos.

Más de la mitad de los trabajos recibidos por el MIC tenían relación con la contaminación de la ciudad. En un porcentaje menor estaba el tránsito como otro de los problemas que llaman la atención de los más pequeños.

Así fue como Marlon Valle ganó el primer lugar en la categoría de 11 a 13 años.Su transporte solar podría ser una de las soluciones para la movilidad del Distrito, pues para él el tránsito empeora con el paso del tiempo y es necesario pensar en soluciones. Por eso creó, con marcadores de colores, un vehículo que funciona con energía solar. Pero, además, tiene un valor agregado. Este puede volar. “Si seguimos metiendo más autos en las vías ya no habrá espacio para más. Por eso creo que el mío debe volar, así no perjudica ni molesta a nadie”.

También es importante para Marlon que funcione con energía solar porque también cuidaría los recursos naturales y no habría problemas en el mundo por usar gasolina. El pequeño cree que si su invento es difundido podría llegar a realizarse por algún científico, pero esto siempre y cuando se respete su autoría.

Todos los trabajos son expuestos gratuitamente en el MIC. Estas creaciones no solo les valió a los chicos el reconocimiento de su familia y amigos sino también la posibilidad de que sus inventos algún día se hagan realidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)