20 de April de 2010 00:00

5 parqueaderos no están listos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El Municipio incentiva el uso del transporte público para la aplicación de la medida del pico y placa. Para ello, construye cinco nuevos playones de parqueo en las afueras del Distrito. También promueve el uso de los estacionamientos de los corredores viales y los espacios de la Zona Azul, en el sector de La Mariscal, en el norte (ver infografía). Según el Municipio, los parqueaderos de borde: Carapungo, Condado, Monteolivo, Cuscungo y Las Cuadras tienen 1 280 lugares de paqueo. Estos tendrán una tarifa de USD 0,20 por hora. Pero al inicio de la medida restrictiva no se cobrará.Además de estos parqueaderos, también se habilitarán las zonas de parqueo de la estación del Trolebús de La Y, de la terminal Quitumbe, Río Coca y la plataforma de La Ofelia.

El objetivo de implementar estas nuevas zonas de parqueo es, según el Municipio, que los conductores, durante las horas de restricción dejen sus autos allí y utilicen el transporte público.Marco Quilatoa conduce un Fiat y vive en Cumbayá. Él afirma que los parqueaderos serán una opción el día que le toque la restricción. Acota que su nueva rutina será dejar el auto en el estacionamiento de la Río Coca y luego ir a su oficina en la Ecovía. Pero añade que todavía no sabe si será seguro dejar su auto en ese lugar durante todo el día. Pero Gonzalo Benavides, conductor de un Vitara, dice que no utilizaría esos parqueaderos porque no está dispuesto a pasar por los maltratos del transporte público. Dice que prefiere modificar sus horarios de uso del auto que subirse a un bus. “Ir en bus en horas pico es para volverse loco, el Alcalde debería saber eso”.

Los estacionamientos de las afueras de Quito todavía no están listos y su acceso es difícil. Además, los usuarios e incluso algunos policías todavía no conocen su ubicación.Por ejemplo, los policías de la unidad de vigilancia de Calderón, quienes vigilan la Panamericana Norte, desconocían sobre la ubicación del parqueadero de Carapungo, que está a dos kilómetros de su unidad. Asimismo, los policías que vigilaban el tránsito en El Condado tampoco conocían sobre el plan municipal de estacionamientos. Pese a que estaban a una cuadra del terreno. Los nuevos playones están todavía en construcción y no existe señalización que los identifique. La casa de Elizabeth Yánez está junto al parqueadero de El Condado. La madre de familia asegura que la remoción de tierra y la limpieza del terreno se iniciaron hace un mes. “Entre semana hay maquinaria que trabaja”. El Municipio anunció que las plazas de parqueo estarán listas en mayo, previo a la aplicación de la medida restrictiva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)