El parque Qmandá atrajo a los quiteños durante el fin de semana

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Pese a que todavía faltan 11 días para que el parque Qmandá abra sus puertas al público, decenas de personas llegaron este fin de semana para conocerlo e ingresarlo.

Andrea Tituaña llegó, a las 10:30 de ayer, con su hija, hermana y cuñada. Ella quería visitar las piscinas y ser una de las primeras en nadar allí. En la puerta de ingreso un guardia de seguridad le informó que el establecimiento se abrirá el próximo 25 de enero.

Pese a la noticia, la mujer y su familia dijeron que luego regresarían, pero no se retiraron en ese momento y aprovecharon para conocer las instalaciones. Dieron un paseo en los alrededores del parque.

Al igual que ella, Manuel Vaca paseó por este complejo. A las 11:00 llegó a calle La Ronda junto a su esposa y suegra. Al pasar por la calle Maldonado su recorrido continuó hasta el parque. Aunque no logró ingresar dio vueltas por los senderos exteriores.

[[OBJECT]]

Aprovechó la visita para tomarse fotos con la renovada estructura de fondo. Luis Moncayo, comerciante del sector, contó que los dos últimos fines de semana han acudido al sector cientos de personas. "Se toman fotos y recorren el lugar", comentó. Además, que llegan hasta su local de espumilla a preguntar cuándo abrirá. "Las personas están expectantes de lo que podrán hacer en el parque y quieren ingresar".

Moncayo señaló que trabaja en el lugar desde hace tres años y que antes nunca tuvo la necesidad de abrir la mañana de un domingo. Ahora lo hace porque llegan muchos visitantes y el comercio está fluido.

Andrés Mena, visitante, también quedó satisfecho con la reforma en el Qmandá. Sin embargo, considera que se debe incrementar la vigilancia en los alrededores. "Está muy bonito, pero las malas caras aún no se retiran de esta zona", señaló.

Este espacio deportivo está levantado en 35 000 metros cuadrados y se ofrecerán alrededor de 15 servicios. Entre los que constan: siete piscinas, cuatro salas de exposiciones, un auditorio, dos salas para aeróbicos y bailoterapia, un espacio para practicar capoeira y artes marciales.

También, gimnasio con equipos multifuerza y cardio, una sala para ajedrez y juegos lúdicos, una habitación para pimpón, un área para fisioterapia y medicina deportiva, dos oficinas administrativas, una cafetería y tres islas para jugos.

El ingreso a las piscinas costará USD 2, la hora. Tendrá instructores para los asistentes.

En el redondel del Machángara se encuentra una estación de la Ecovía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)