24 de December de 2011 00:02

Papá Noel y los pastores salieron a las avenidas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El ir y venir de personas se incrementó ayer en las calles del Centro Histórico de Quito. En su mayoría eran compradores que aprovecharon el día previo a la Nochebuena para adquirir los regalos.

Unos cargaban fundas con caramelos y otros paquetes envueltos en coloridos papeles.

María Naula caminaba por la calle Chile, llevaba fundas con ropa y zapatos que obsequiará a sus tres hijos. Jimmy Ortega le compró un peluche a su novia.

Entre los compradores también se mezclaban los estudiantes de algunos planteles educativos que salían de los agasajos navideños. Stalin Gutama, de la Escuela José Peralta, usaba un gorro rojo y llevaba entre sus manos una funda con caramelos y la pelota de básquet que le regalaron.

Las distribuidoras de caramelos y galletas no se daban abasto. En el sector de La Marín, el local Rincón Navideño incrementó al doble sus ventas. El propietario, Manucherr Ashraf, contó que al día vendían unas 6 000 fundas de caramelos. Pero ayer calculaba que serían unas 15 000. “Siempre el último día es así”. Desde hace 10 años vende galletas, caramelos, chocolates y demás golosinas. En la oferta había fundas y canastillas de caramelos desde USD 0,60 hasta 2.

César Barriga compró 20 fundas con golosinas para obsequiar a sus trabajadores. Desde hace 20 años tiene esta costumbre.

Carmen Rivera también buscaba dulces para sus cinco nietos. “Todos los años les doy un juguete y caramelos”.

Dolores Beltrán adquirió las galletas y caramelos al por mayor en el mercado de El Tejar. Ella prefiere armar por su cuenta las fundas para obsequiarles a sus nietos y vecinos. “Es más económico”. Gastó USD 15.

Los pases del Niño también marcaron el ambiente navideño. En la Melchor Aymerich, en el sector del Panecillo, se concentraron algunos vendedores de los Centros Comerciales del Ahorro y vecinos del sector. Al ritmo de la banda Paquito desfilaron niños y adultos hasta llegar a la cima, donde está el pesebre gigante. Los músicos combinaron en su repertorio villancicos y música popular.

Patricio Rocha, del Centro Comercial Ipiales del Sur, se vistió por segundo año de Papá Noel. Él llevaba el cartel de su Asociación. “Es una oportunidad para darnos a conocer y organizarnos entre comerciantes”.

Margarita Vega y Mercedes Buena pertenecen al grupo de danza del Centro Comercial Hermano Miguel. Ellas estaban ataviadas con los trajes típicos de Cayambe y bailaron durante todo el trayecto. Al mediodía, los niños fueron agasajados.

Los padres de familia del Jardín María Montessori realizaron un pase del Niño por la calle Rocafuerte. Ellos se vistieron de los personajes bíblicos de José, María, ángeles y pastores.

En la av. Napo, en Luluncoto, los niños del sector también participaron del pase del Niño. Ellos ocuparon los dos carriles del sentido norte-sur.

Los estudiantes de la Escuela Virginia Larenas desfilaron por la av. Maldonado. Los carros particulares invadieron el carril exclusivo de los articulados.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)