11 de June de 2011 00:01

El operativo funcionó ayer en la 10 de Agosto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El ruido de la maquinaria pesada que empezó a remover el asfalto dañado de la av. 10 de Agosto aumentó el bullicio que cada día se tolera en el sector del puente Del Guambra. Ayer se inició la repavimentación de la cuarta y última etapa de la vía exclusiva del trolebús, entre la av. Patria y la calle Santa Prisca.

Con el tono de voz elevado, Cristina Molina, quien trabaja en el sector, dijo que el esmog y el excesivo ruido podrían alejar a sus clientes y perjudicar a su negocio. Los trabajos en este sector tienen un plazo de 52 días.

Debajo del puente, algunas personas utilizaban el cruce peatonal subterráneo que atraviesa la 10 de Agosto. Otros pasaban entre los autos detenidos y el material removido en la vía.

El sargento Jorge Guamba hacía circular a los choferes de bus que se detenían innecesariamente en la parada del puente. Estaba previsto el desvío de 12 líneas de bus que circulan por la av. 10 de Agosto. No obstante, hasta el mediodía de ayer, los transportistas urbanos circularon con normalidad por esa avenida. Marlon Puetate, chofer de la unidad 36 de la cooperativa Nacional, no conocía sobre los desvíos anunciados.

Cuando se repavimentaba el tramo entre la Mariana de Jesús y la Colón, él ya tuvo que desviar su recorrido hacia la av. América. Eso le significó una reducción de pasajeros. Puetate teme que esta vez vuelva a ocurrir lo mismo cuando tenga que desviarse por la av. Gran Colombia hasta la Patria. “Si la gente no sabe del cambio de ruta, se confunde y se pierde. Ese desvío incrementará el tiempo de viaje y puedo perder hasta USD 30 en una vuelta”.

En el sector de El Ejido, las unidades del trolebús ya no circulaban por la vía exclusiva. Los conductores particulares circulaban lento pero no hubo congestión. El ingreso hacia la 10 de Agosto desde las avenidas Pérez Guerrero y Patria estaba cerrado y los conductores eran desviados hacia la Portoviejo y 9 de Octubre, respectivamente.

En la parada El Ejido, en sentido sur-norte, había cinta de seguridad amarilla que bloqueaba la entrada. Con curiosidad, Laura Beltrán leía un cartel escrito a mano que informaba que la parada provisional estaba a una cuadra hacia el norte, entre la Asunción y Santiago. El andén sur-norte seguía habilitado. En el sector de La Alameda también está prevista la instalación de dos paradas provisionales, una en cada sentido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)