El nuevo parque Qmandá ofrece quince servicios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Ana Guerrero. Redactora

En el corazón de la quebrada Jerusalén, en el eje de la 24 de Mayo, el 25 de este mes se abrirá el parque Qmandá. En el establecimiento, levantado en una superficie de 35 000 metros cuadrados, se ofrecen alrededor de 15 servicios.

Siete piscinas, cuatro salas de exposiciones, un auditorio, dos salas para aeróbicos y bailoterapia, un espacio para capoeira y artes marciales, gimnasio con equipos multifuerza y cardio, una sala para ajedrez y juegos lúdicos, una habitación para pimpón, un área para fisioterapia y medicina deportiva, dos oficinas administrativas, una cafetería y tres islas para jugos son parte de los espacios para la comunidad.

El proceso para ver consolidado este espacio deportivo y cultural tardó cuatro años, desde la salida de la antigua estación terrestre de la ciudad.

En principio, la demora se debió a que no se consolidaba un proyecto concreto para el lugar. La construcción del actual establecimiento tardó un año.

De acuerdo con el Municipio, la construcción de la antigua estación terrestre, donde hoy está el parque, se planteó en la década del 70. La obra tardó casi 10 años, se inauguró en 1986 y funcionó hasta julio del 2009.

En principio, se planteó demoler el edificio, lo cual costaba cerca de nueve millones de dólares. Sin embargo, finalmente, se recicló la estructura y el parque costó 11 millones.

A decir del alcalde Augusto Barrera (con licencia), la construcción de la estación costó 1 200 millones de sucres.

Franklin Cárdenas, director de Obras del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), señala que los trabajos para el Qmandá empezaron el 12 de enero del 2013. La obra incluye la implementación de una cancha de vóley, una de fútbol y 1 kilómetro de caminerías.

El parque no solo estará destinado para actividades deportivas, también sino también para actos culturales. La Fundación Museos de la Ciudad, será la responsable de articular la participación de los vecinos del sector. Los barrios más cercanos, unidos mediante dos puentes, son La Loma y San Sebastián.

Sin embargo, el parque no está dirigido solo para los 40 870 habitantes que, según el último censo del 2010, habitan en el Centro Histórico, pueden ir desde cualquier punto de la ciudad. Se puede acceder mediante la Ecovía o buses urbanos. Si va en auto, la capacidad del estacionamiento es para 100 vehículos.

Según Pepe Cruz, secretario metropolitano de Deporte, el ingreso a las piscinas -destinadas para entrenamiento, ejercicio y cursos- costará 2 dólares la hora. Se contará con instructores para los asistentes.

Al gimnasio, igualmente, se accederá por sesiones, cada una tendrá una hora de duración y costará 1 dólar.

Los interesados en ocupar las zonas que son pagadas tienen dos opciones: podrán pagar directamente cada vez que visiten las áreas o también adquirir una tarjeta prepago, cuyo valor es de 5, 10 y 20 dólares.

Los espacios de uso gratuito son la pista de bicicletas, de trote y caminata, así como la pared para escalar.

En el sector, aún antes de la apertura del parque, ya se observa a los vecinos que pasean por el complejo de tres plantas. Hay expectativa por este nuevo espacio de la ciudad.

Haga clic aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)