1 de July de 2011 00:01

El nuevo Evaristo abre un debate

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El catedrático Sebastián Benavides, de 32 años, recuerda dos cosas de la figura de Don Evaristo Corral y Chancleta. La primera, dice, es la frase “Don Evaristo, ¡a los tiempos que le he visto!” y, la segunda, el unir los pulgares y la exclamación “compromiso”.

En la memoria de Benavides esa imagen de la caricatura, que apareció en 1990, es imborrable. Don Evaristo fue un célebre personaje, que fue encarnado por el actor ambateño Ernesto Albán Mosquera. Él protagonizó las estampas quiteñas, con tintes satíricos y humorísticos. Las estampas eran interpretaciones acerca de temas políticos.

“El dibujo de Don Evaristo era chévere, porque nos enseñaba valores. Es inolvidable el ‘¡qué pasó pues mi chulla, haciendo pis en la pared!’, para que la gente no orine en cualquier parte”, dice.

El dibujo de los años noventa era pequeño y con forma ovalada. Fue creado por Édgar Cevallos. La actual administración municipal decidió rescatar la figura de Don Evaristo. Para ello, trabajó en el diseño de una nueva imagen, que se puede ver en ‘spots’ televisivos, en materiales impresos o en el primer piso de la Alcaldía, en el centro, y en otras dependencias municipales. La nueva figura tiene una técnica y estilo diferentes.

Respeta las características del vestuario del personaje de Albán Mosquera, pero tiene una forma más humana. La nueva caricatura abrió un debate entre el Municipio, la familia Albán y Cevallos, el autor del primer dibujo.

La primera figura de Don Evaristo nació por iniciativa en la administración municipal de Rodrigo Paz, el dibujante Cevallos y Enrique Proaño, director de Comunicación en ese entonces. Cevallos explica que fue parte de una nueva política de comunicación.

“Cuando éramos niños, pintábamos las cosas más elementales y simples en forma de huevito. Digo yo, ¿por qué lo cambian? No hay ninguna razón. La gente lo quiere (al Evaristo antiguo), lo respetó y lo hizo suyo”, dice Cevallos.

El artista quiteño aclara que los derechos sobre la imagen los entregó a la Fundación Caspicara. Además, cuestiona que no se haya respetado el antiguo diseño. Rechaza que la modificación y los nuevos cambios en la figura se hayan hecho sin consultar previamente a la ciudadanía, aunque en la primera caricatura tampoco se hizo un estudio, porque fue una iniciativa de Cevallos.

Antes de que se presente el nuevo dibujo, Cevallos se comunicó con Jorge Albán, vicealcalde y representante de la familia, para conversar sobre las modificaciones. No hubo un acuerdo.

El edil Albán reconoce que hay un sector de la ciudadanía que aún conserva la imagen fuerte de la caricatura anterior, pero cree que la nueva figura se irá consolidando con las nuevas campañas y con el tiempo. Albán confirma que recibió la llamada de Cevallos. Sin embargo, afirma que “francamente no pensé en hacer el dibujo de Don Evaristo con él”.

Parte de las discrepancias nacen de un contrato de exclusividad, firmado entre la fundación Caspicara y el autor. Allí, detalla Albán, se decía que solo Cevallos podía ser contratado para dibujar la figura. Cevallos, en cambio, responde que no tiene interés económico. “Cometí un error por no tener potestad para que la familia intervenga en la figura (antigua). No me iba a someter a un contrato de exclusividad. De ninguna manera”, sostiene Albán.

Cristian Martínez, publicista y especialista en semiología, lamenta que no se haya aprovechado un imaginario colectivo para campañas por la ciudad, como el que existía con el primer dibujo animado de Evaristo. “Tomará tiempo que se gane el cariño el nuevo Evaristo. Deben trabajar con él en campañas infantiles”.

Albán aclara que siendo vocero de su familia, ellos respaldan la nueva figura que utiliza el Municipio. Agrega que no será usado para apología política o de la administración municipal. Así, entre discusiones, Evaristo regresó con su campaña ‘Me fui a volver’.

[[OBJECT]]



Don Evaristo y los personajes de otras campañas recordadas

Don Evaristo

En 1990

Se lo creó en la administración de Rodrigo Paz. Fue una idea para rescatar el talento de Ernesto Albán Mosquera, fallecido en 1984. En ese dibujo la figura vestía una  chaqueta negra, un pantalón a rayas y se complementaba con un sombrero, pero lo que más resaltaba era el bigote canoso, que cubría su labio superior. Fue creado por Édgar Cevallos. El autor  conserva un muñeco original.

El chapita municipal

1992- 1998

Santiago Naranjo interpretó a Floresmilo Suasnavas, el Chapita Municipal, durante la alcaldía de Jamil Mahuad . Daba consejos de urbanidad y buscaba educar e informar.

Las Zuquillo

2010

Nacha, Meche y Charo hicieron un comercial de Emaseo, sobre las nuevas papeleras y dos de movilidad, para informar sobre vías periféricas y dar consejos a transportistas.

Nuevo Evaristo

Junio del 2011

El director artístico de la nueva figura es Eduardo Khalife. Según el Municipio, el dibujo fue escogido entre 50 bocetos. La voz del nuevo Evaristo Corral y Chancleta es del artista Juan Carlos Terán. Él explicó que se realizaron varias audiciones previas para escoger la voz definitiva. Luego de la presentación de la campaña y de la nueva figura, se prepara un nuevo comercial educativo para la gente.

La difusión de Evaristo

Según la Secretaría de Comunicación, el plan de la nueva figura tomó 18 meses. Se invirtió USD 20 000. La familia Albán es dueña de los derechos y no recibe regalías.

En la difusión de la nueva imagen, a través de los canales de televisión, costó USD 120 000. La semana pasada ya se grabó un nuevo comercial de Evaristo.

En Facebook se creó una página de la figura antigua Evaristo. También Édgar Cevallos escribió una carta pública al Municipio. (Encuéntrela en nuestra web).


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)