17 de December de 2010 00:00

El Niño Jesús ya recorre las calles

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Los vendedores de los Centros Comerciales del Ahorro recorrieron ayer las calles del Centro Histórico, en el tradicional pase del Niño.

A las 09:10, unos 900 trabajadores del centro comercial se ubicaron en la calle Montúfar. Todos vestían trajes llamativos, había pastores, reyes magos, ángeles, payasos, cucuruchos, duendes, un Papá Noel, entre otros.

Dos personas, que lucían trajes de reyes magos sostenían una pancarta que exhibía la frase: “El Centro Comercial Montúfar les desea una feliz Navidad”, encabezaron la procesión.

María Bueno estaba con su hija y su nieto. Ella personificó a la Virgen María. Llevaba un vestido blanco y largo y un velo celeste. En sus brazos sostenía a su nieto Sandro Montesdeoca, de 3 meses. Él era el Niño Jesús.

“Nos organizamos por secciones, cada una debía aportar con alguna representación. Las del nivel 1B, donde yo tengo mi local, participamos con la representación del nacimiento de Jesús”.

Susana Coral, de 55 años, sostenía en su brazo un canasto de mimbre con pétalos de rosas. Ella, junto con su hija, lanzaba los pétalos a los participantes.

Con un colorido traje de payaso y un megáfono, William Flores, presidente del Centro Comercial, animó a sus compañeros durante todo el recorrido, con frases como “Viva el Centro Comercial Montúfar”, “Viva la Navidad”.

Flores comentó que es una buena ocasión para que los comerciantes se unan y fomenten el compañerismo.

“Este es el séptimo año que los comerciantes realizamos el pase del Niño. En el Centro de la ciudad nosotros somo encargados de inaugurar esta tradición. En los próximos días saldrán los compañeros del Centro Comercial La Merced”.

Patricio Heredia, Gabriel Tipan-luisa y Armando Bolaños, representantes del nivel 3B, personificaron a los reyes magos. Ellos lucían túnicas doradas y en el recorrido repartieron caramelos a los participantes y a las personas que caminaban por el Centro de la ciudad.

En la procesión también participó un grupo de niños del Liceo Matovelle. Ellos cantaron villancicos y alabanzas al Niño Jesús.

Con el transcurso de los minutos, el fuerte sol agotaba a los seguidores del Niño.

Hugo Calle, esposo de una de las integrantes del grupo de danza, compró un botellón de agua y en cada esquina brindaba en un vaso a sus conocidos. La procesión recorrió las principales calles del Centro Histórico. A las 10:00 llegó a la Plaza Grande, donde se sumaron más comerciantes del sector.

Avanzó por la calle Chile, bajó por la Cuenca para arribar a la Plaza del Teatro. Allí bailaron autoridades, priostes y comerciantes.

El pase del Niño finalizó en el lugar donde empezó: en el Centro Comercial Montúfar, ahí se celebró una misa y un cura lanzó agua bendita en los locales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)