Movilidad y seguridad, los dos temas en la campaña de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

En las cuatro circunscripciones electorales que tiene el Distrito y en las 33 juntas parroquiales, la oferta electoral se centró en la cobertura de servicios

El pasado 7 de enero, de acuerdo con el cronograma electoral comenzó la campaña electoral. En el caso del Distrito Metropolitano de Quito están en juego la Alcaldía metropolitano, 21 concejalías y 165 vocalías en 33 juntas parroquiales.

Según los registros del Consejo Nacional Electoral, son seis los aspirantes a la Alcaldía de Quito, 214 a las concejalías y 760 a las juntas. A lo largo de sus recorridos, en sus campañas, mitines, visitas a medios y programas, la mayoría de candidatos ha expuesto sus ofertas.

De este menú de planteamientos, los temas comunes se concentran en seguridad ciudadana y movilidad. Estos son los puntos que se expusieron en las cuatro circunscripciones que tiene el Distrito Metropolitano. Temas relacionados con las Unidades de Policía Comunitaria, la función de los policías nacionales, los trancones, pico y placa, las ciclovías y los contraflujos fueron tomados en cuenta por los candidatos a la Alcaldía y al Concejo Metropolitano.

Dirigentes barriales tienen sus puntos de vista sobre esta realidad electoral. Por ejemplo, uno de los principales problemas en el norte de la ciudad es la falta o la irregularidad en el servicio  de agua potable.

Según el último censo del INEC, en 2011, en San Antonio habitan 32 357 personas. Barrios como Las Alcantarillas, La Marca y Rumicucho sufren con este inconveniente.

En esos barrios, es común ver en la parte alta de las viviendas tanques de recolección, cisternas o grandes baldes junto a las piedras de lavar. El agua a estas zonas llega con restricción. A veces pasando un día, las mañanas, o un par de horas al día. Así lo cuenta Ana Cruz, de 49 años,  quien vive en Las Alcantarillas hace más de 30. Adonde viven cerca de 1 000 personas.

El líquido llega pasando un día, a veces dos o cuatro horas. Algo similar ocurre en La Marca. Por este sector del norte, los jueves pasa un tanquero repartiendo agua. Rosa Quilachamín, moradora del sector, espera que quien asuma la Alcaldía el próximo período tome en cuenta el principal problema del sector y ayude a solucionarlo.

En la ciudad de Quito, la cobertura de agua potable y de alcantarillado es del 99,82% y del 96,59%, respectivamente, según la Epmaps. Mientras que en Distrito llega  a 98,43% y  92,41% y en las parroquias es del 94,94% y el 81,97%.

Los barrios en donde se presenta esta falta de servicios están en sitios altos o en barrios que recién se están consolidando, muchos de ellos que están en proceso de regularización.

César Tituaña, presidente del barrio Santo Tomás, en el sur de la ciudad, cree que las ofertas de mejorar el ingreso sur de la ciudad son buenas para la zona. Cree que así también se logrará mejorar la seguridad del sitio. Sin embargo, no piensa mucho en las ofertas, pues asegura que así siempre sucede en época de campaña.

En su barrio, sostiene, todas las obras se han realizado debido a la presión que los moradores del sector han ejercido en las administraciones de turno. Este es un mecanismo por el cual muchos barrios han optado. Dirigentes de sectores como Nueva Aurora y La Ecuatoriana han conseguido obras de esta forma. En ambos sectores ha sido un proceso de, por lo menos, dos décadas.

Mónica Cabascango, es moradora de Turumbamba Alto. Para ella lo más importante en un barrio es estar legalizados y poder recibir las obras. De allí que piensa que las propuestas de dotar de servicios básicos al sur del Distrito Metropolitano es posible porque muchos sectores fueron legalizados.

Para ella, la dotación de servicios básicos es primordial para que la vida de los habitantes del sur mejore. Ella fue una de las afectadas que perdió su casa en los hundimientos en Turubamba, en el sector del Registro Civil.

David Borja, morador de Tumbaco, considera que los candidatos alcaldes y concejales no tienen propuestas claras para mejorar la movilidad desde Tumbaco a Quito y viceversa. Él se queja de la congestión diaria y de que la av. Interoceánica permanece colapsada. La oferta de un teleférico le parece lo más acertado, aunque cree que el tramo propuesto no beneficiaría a los habitantes. Lo calificó de corto y que termina en el norte de la ciudad, cuando debería llegar hacia el centro.

Rafael Lomas, morador de Los Chillos, tiene una postura similar. Para él la obra prioritaria en el valle es mejorar la conexión vial con Quito. Mencionó que a pesar de que se hay hecho algunas intervenciones en la zona, todavía falta.

También se refirió al proyecto de un monorriel por la autopista General Rumiñahui. Él espera que en la nueva administración, sea de cualquier candidato, este plan se concrete para mejorar la conexión entre Los Chillos y Quito.

Este también es el pedido y la necesidad de parroquias rurales como Pacto, Gualea, Nanegal, San José de Minas, Calacalí, Atahualpa y otras...

En contexto. Como ha ocurrido en otras elecciones, la campaña electoral 2014 en el Distrito Metropolitano se ha centrado en la satisfacción de necesidades. Los candidatos a la alcaldía y a las concejalías se han referido a temas como seguridad, movilidad y servicios básicos...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)