15 de December de 2011 00:04

‘Con más impuestos se ahoga a la producción’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista del día a Roberto Salazar, economista y profesor universitario.

Para conformar el presupuesto del 2012, el Concejo Metropolitano reformó cuatro ordenanzas dirigidas a incrementar la recaudación por impuestos. ¿Es una decisión acertada o hay otras alternativas?

Hay que analizar el origen de la dependencia de los impuestos. En el Ecuador, los ingresos del Estado tienen dos fuentes: los corrientes (que son tributarios) y los no corrientes (que provienen de los ingresos petroleros y en el futuro, de los mineros). Los ingresos tributarios se los entrega al Gobierno central y a los locales. Con los petroleros se genera un fondo de distribución, que son las transferencias que establece el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad).

En este contexto, ¿es inevitable evitar que los impuestos tengan un gran peso en el presupuesto municipal?

En este marco, un mecanismo sería dejar fijos los impuestos del gobierno local y recibir las transferencias corrientes del Gobierno central. Pero ese no es el caso de Quito. La capital entrega más de lo que recibe. Los quiteños somos los únicos que recibimos menos de lo que tributamos. El Gobierno central ha reducido las transferencias de las rentas petroleras. Quito contribuye más, tanto para sus necesidades como para las del Estado.

¿Cómo acabar con ese desequilibrio?

Al momento de asumir las competencias que establece la Ley: vialidad, seguridad, etc., Quito debe pedir los recursos respectivos. En lugar de que nos pasen la cuenta de esas competencias, el Municipio ya debería contar con esos rubros, entregados por el Gobierno central.

¿Quiere decir que a los administradores de la ciudad les hace falta gestión en este tema frente al Gobierno?

Cuando se discutió el Cootad, Quito perdió. Se estableció el traspaso de competencias, pero no se dejó claro si era o no con recursos. Eso no hay vuelta atrás, es una ley orgánica. Partimos mal.

Frente a esa realidad, ¿qué opciones tiene la ciudad?

En el marco de esa Ley, hay que asumir las competencias y aplicar un modelo de crecimiento económico. Se puede recaudar más, de dos formas: subir los tributos o la base sobre la cual se tributa. Eso genera crecimiento.

Entonces, fue correcta la actuación del Concejo Metropolitano.

El Concejo lo que hizo fue aumentar los parámetros sobre lo cual se contribuye. El efecto es dudoso. El Concejo actuó en el marco de la Ley, pero hay que pensar ¿qué se va a hacer con esos recursos? Si se va al gasto o a la inversión. Lo lógico es a la inversión. Las competencias de mayor gasto corriente, como educación, salud seguridad, las debe asumir el Gobierno central, no el Municipio. Yo contribuyo con la Zona Azul y pico y placa para que se construya infraestructura de estacionamientos, vías. Pero en la práctica no se ven esas obras. El dinero va solo al gasto, para pagar a los policías metropolitanos.

Sectores como los de la construcción afirman que con los impuestos desincentivan la generación de proyectos. ¿Cómo lograr un equilibrio entre generar más ingresos para obras y no perjudicar a la ciudadanía?

Se debe generar y aprovechar incentivos como el del Código de la Producción. El equilibrio con esa ley quedó roto en Quito, porque hay más carga tributaria. Hay que recuperarlo. Por ejemplo, el Código se decía que si se invierte en nuevas tecnologías amigables con el ambiente se recibía subsidios, con lo cual se compensaban algunos tributos. Pero si le ponen más tributos, no hay el incentivo para invertir. Quito es la capital no solo política sino económica del país. Y debe avanzar a ser la capital social. Con más impuestos se ahoga al sector productivo.

Pero al ciudadano común y corriente, que posiblemente el próximo año tenga que pagar más por el Impuesto Predial, no le interesa mucho ese tipo de incentivos.

Hay que trabajar en temas de observatorio, crear un cabildo fiscal de efectividad en el que participe la comunidad. Hay que trabajar con las universidades, promover el diálogo. El Concejo tiene que profesionalizarse más. Hay una dicotomía entre lo técnico y lo político. Lejos de politizarse tiene que tecnificarse y abrirse a la sociedad. No cerrarse en mayorías y minorías, como pasa en la Asamblea. No debe contagiarse de lo que pasa en el país.

Si el Municipio no exige recursos al Gobierno central, ¿el cobro de impuestos es la única forma de generar recursos en Quito?

Los impuestos no son malos, se tiene que cobrar. Para eso elegimos autoridades, nosotros nos inventamos instituciones que nos provean de bienes públicos y debemos pagar por ello. Pero si vamos a pagar más, ¿cuáles van a ser los resultados? Los tributos los paga la clase media. Se genera desincentivos, ¿para qué hago un negocio si tengo que pagar impuestos?, voy a preferir trabajar con un sueldo más alto y con menos riesgos. Empezamos a frenar la economía.

El presupuesto municipal también se compone en un 20% de créditos y convenios. ¿Es aconsejable gestionar más recurso por esta vía, para no subir los impuestos?

Sí, si los recursos que se recaudan van a servir para pagar créditos de infraestructura en vías, energía, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)