14 de June de 2012 00:00

Más atención a su cabello, ojos y piel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Quito se encuentra a una altitud de 2 800 metros sobre el nivel del mar y los rayos del sol apuntan perpendicularmente hacia la ciudad, por estar ubicada en la Línea Ecuatorial. Por esa razón, quienes viven en la capital son más propensos a sufrir enfermedades por la exposición a los rayos ultravioletas (UV).

Francesco Zaratti, director del Laboratorio de Física de la Atmósfera de la Universidad Mayor de San Andrés, de Bolivia, explica que las horas de mayor exposición solar en Quito van desde las 09:30 hasta las 14:30. Lo dijo en el marco de la campaña de prevención y protección contra los riesgos a la salud provocados por la radiación ultravioleta.

El especialista en dermatología, Vicente Toapanta, explicó que los cuidados de la piel deben ser diagnosticados por un especialista porque cada caso es diferente y necesita de un tratamiento especial. “Los protectores solares no son cosméticos, son medicamentos. El uso inadecuado de estos productos afecta a la piel”.

También señaló que existen cuatro tipos de piel, según la tonalidad. La herencia, edad de cada persona, factores climáticos como la exposición al sol, viento y la actividad determinan el tipo de piel. Los rayos UV son permanentes durante todo el año, por lo que los cuidados deben ser diarios.

Las cremas y jabones también deben ser exclusivos para cada persona. Es recomendable usar protectores solares medicados para cada tipo de piel, sombreros o gorras y ropa clara. “El cáncer de piel es una realidad a la que nos vemos enfrentados a diario, la protección y prevención disminuyen las posibilidades de desarrollar esta enfermedad”.

Los ojos también son propensos a presentar afectaciones por la sobreexposición a la radiación solar, sin un cuidado exclusivo. Alma Chiriboga, oftalmóloga, señaló que en Quito no existe una cultura de protección visual. “La gente no está acostumbrada a usar gafas o lentes que los protejan.

También comentó que por la delicada anatomía de los ojos, las personas deben utilizar protección adecuada. Es importante tener presente que no solo cuando el cielo está despejado hay presencia de rayos UV. “Están presentes en todo el día, por ello, la protección debe ser permanente”.

Asegúrese de que las gafas que utiliza estén certificadas de que tienen protección UV.

Solo las que tienen materiales adecuados y láminas de protección limitan o impiden el paso de la radiación. También hay lentes graduados para la protección.

El sol, el viento y el polvo dejan secuelas en el cabello. Édgar Gómez, asesor de imagen de la cadena de peluquerías Karissma, coincidió en que para esta época se requiere un cuidado especial.

Es recomendable el uso de champús y acondicionadores con filtros solares. Además, tratamientos hidratantes para cabellos secos. Una alternativa puede ser el uso de mascarillas caseras para prevenir el maltrato. Se puede complementar el tratamiento con selladores para las puntas.

En el cuidado para hombres es recomendable usar gel sin alcohol, porque la mezcla con el sudor puede generar la caída del cabello. Otra opción: las ceras, porque son más naturales.

Ramiro Morejón, secretario de Ambiente del Municipio de Quito, comentó que si bien la incidencia de los rayos ultravioleta no ha variado, lo que ha cambiado son las costumbres de la gente.

En su opinión, se pasa más tiempo al aire libre, se practica más deportes, caminatas, se viaja en bicicleta, etc. “Frente a esta realidad, lo recomendable es no descuidar los métodos de protección. No hay que olvidar que en nuestra región, el sol tiene niveles de radiación que son muy altos”.

Cuidar el cabello

Prevenir.    Es recomendable no recogerse el cabello mojado, porque al secarse se pudre y se quiebran las puntas.   

Tratamientos.   Usar cremas de peinar y acondicionadores con filtros UV.    

Cortes y peinados.   Utilizar los cortes en capas para hombres y mujeres para reducir el volumen. Los peinados lacios son más recomendados.

Protección  de la piel

Protectores solares.   Deben ser medicados  para cada tipo de piel. Los que tienen factor -20  no son útiles.  

Accesorios.  Utilice gorros y sombreros para cuidar el rostro. Es recomendable usar ropa clara y liviana.  

Para  los ojos

Gafas.   Deben ser certificadas que tienen materiales adecuados y láminas de protección  UV.  

Lentes de graduación.   Deben tener láminas de protección. Hay gafas  que se utilizan sobre los lentes.

Uso de colirios  e hidratación

Colirios.   En el caso de no tener algún tipo de afectación visual puede utilizar colirios de lágrimas artificiales.  

Al conducir.  El reflejo de la luz contra el parabrisas de los carros lastima los ojos e impide visualizar bien. Utilice protección.   

Hidratación.   El cuerpo requiere más hidratación por la  pérdida de líquidos durante el día. Tome agua y bebidas hidratantes con sales minerales.  

Limpieza.  No utilice pañuelos de tela para limpiarse el sudor, es recomendable usar paños húmedos y después desecharlos.

Los rayos UV

Tipos.   Los rayos ultravioletas emitidos por el sol en la Región Andina  son de tres tipos:    UVA, UVB y   UVC.   
 
1 -UVA.   Representan el 90% de los rayos del sol. Son los responsables del bronceado directo e inmediato. Producen envejecimiento, arrugas y pérdida de elasticidad de la piel.  

2 - UVB.   Están presentes en las horas del mediodía, su acción se limita a la epidermis, que es la capa superficial de la piel. Los rayos UVB tienen un riesgo mucho mayor de causar cáncer de la piel que los rayos A.

3- UVC.   Son absorbidos por las capas altas de la atmósfera y estratosfera, y prácticamente no llegan a la superficie terrestre por la  capa de ozono.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)