La 'mamá' del Patronato San José se va tras un trabajo con 353 457 personas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Una madre puertas adentro y puertas afuera. Andrea Nina, esposa del alcalde Augusto Barrera, se convirtió en la mamá de adultos mayores, niños y jóvenes. Por casi cinco años, compartió las labores de la casa, con el trabajo en la Fundación Patronato Municipal San José y un cargo en el Ministerio de Inclusión Económica y Social (Mies).

Con el final de la gestión, esta comunicadora social de 45 años, se lleva las sonrisas de las personas con las que trabajó. Son 353 457 los capitalinos que participaron de los diferentes programas emprendidos por el Patronato durante la administración saliente: 60 y Piquito, Casas Metro, Circo Social, personas en situación de calle, entre otros.

Como parte del trabajo, se incluyó la gestión con 16 000 ciudadanos de la tercera edad. En el antiguo centro del adulto mayor, en la calle García Moreno y 24 de Mayo, los usuarios, como parte de la despedida, le dieron una serenata.

Su tarea, dice, ha sido cambiar el concepto de caridad por la difusión y aplicación de derechos. Además, articular los programas para convertirlos en políticas públicas.

"Es la experiencia más linda que he vivido", menciona. Como versa la melodía, le puso "alma, corazón y vida".

Resalta el hecho que la gente se haya apropiado de los espacios, que los sienta como suyo, como ocurre en el establecimiento del Centro Histórico, donde diariamente los abuelitos de la ciudad llegan para jugar, aprender a tocar guitarra, a preparar pan...

Nina también ha sido parte del trabajo con adolescentes que en las casas metro, como la de la calle Manabí, prefieren emplear su tiempo, como dicen, en actividades recreativas, que estar en "malos pasos".

Muchas veces, el trabajo en la Fundación restó tiempo en familia. Sin embargo, Nina está convencida de que ha sido un aprendizaje, una lección de que siempre se debe ayudar al resto. Comenta que con el fin de la administración, se viene un tiempo de fortalecer el lazo familiar y recuperar el tiempo de aquellas muchas veces en que no pudieron estar juntos. Con una gran satisfacción: haber trabajado por la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)