'Cuando llegué no había ningún libro, hoy dejo 1 800 tomos'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Miguel Rivadeneira y Gonzalo Ruiz Álvarez

El personaje del programa de entrevistas de Ecuadoradio, que se transmite en Radio Quito, fue el exnotario Jaime Nolivos, quien luego de 43 años de servicio se retiró del servicio. El programa se realizó el fin de semana pasado. A continuación una síntesis de lo que dijo.

¿Desde cuándo empezó a trabajar en la notaría?
Pasé hasta segundo curso en el Colegio Mejía, pero a los 15 años, por cosas de la vida, tuve que trabajar en la Notaría Cuarta del Cantón Quito, la cual era dirigida por el doctor Belisario Hidalgo.

¿Qué hacía al principio en la notaría?
Hacía copias de las escrituras. Se hacía alrededor de 30 ó 40 hojas diarias. Las escrituras en ese entonces se hacían a mano.

¿Cuándo y cómo se graduó en el colegio y luego pasó a la universidad?
En el colegio nocturno y luego entré a la Universidad Central. Tuve excelentes profesores. Antes estudiábamos sin ser memorizadores. Tuve como compañeros a Rodrigo Borja, a Blasco Peñaherrera. Ambos eran formidables oradores. Otro compañero fue Miguel Ángel Cevallos Hidrobo. La vida de universidad que pasé de estudiante fue la mejor de mi vida.

¿Cómo era la universidad en esa época?
Era una universidad selectiva porque había exámenes de ingreso. En nuestra época nos dedicábamos más al estudio que a la política.

¿Cómo continuó su trabajo en la notaría?
También fui vocal del Tribunal del Crimen y participé en casos interesantes. Uno conocido fue de un delincuente que se llamaba "El Chico Silencio". Se le acusó de asesino y se le sentenció 16 años que era la pena mayor. También estuve en el caso en el que se acusó a varios empleados del Banco Central del robo de dinero.

¿Cuánto tiempo trabajó como notario?
El 4 de octubre de 1970 me designaron como notario y desde entonces he prestado los servicios en la Notaría Décimo Segunda 43 años y 3 meses hasta que dejé en diciembre último.

¿Cómo era la notaría al comienzo?
No había ningún libro cuando llegué a la notaría. Hoy entrego más de 1 800 tomos.

¿Alguna vez intentaron adulterar o falsificar con su fe pública?
No habría pasado conmigo. Dada la experiencia de casi 50 años o 60 años muy difícil que me hubieran dado en la cabeza. No he tenido ninguna anécdota en este sentido.

¿Qué experiencia le ha dejado su trabajo de 43 años?
Satisfactoria. Esa notaría me ha dado a mí todo y yo he dado todo para ella. Sentí muchísima nostalgia al dejar la actividad.

¿Cómo era el Quito de su niñez y juventud?
Era muy reducido. Había tan solo tres o cuatro líneas de buses urbanos. Era una ciudad muy tranquila, no como la que hoy tenemos.

¿Qué lecturas marcaron su infancia?
Era un lector muy asiduo desde pequeño. Nos encerrábamos con mi hermano en la Biblioteca Nacional que quedaba en San Blas.


Su trayectoria

 Durante 43 años ejerció como notario del cantón Quito. Es doctor en Jurisprudencia y abogado de los Tribunales de la República. En diciembre se jubiló.

LA FRASE:
"Esa Notaría me ha dado a mí todo y yo he dado todo por ella. Sentí mucha nostalgia al dejar la actividad'

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)