23 de August de 2010 00:00

La libertad es el motor de una sociedad armónica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Consuelo Chávez, gerenta general de Eismaster

Para mí, la libertad no es un valor sino una cultura. Actuar libremente es un engranaje para que la sociedad funcione correctamente. Su importancia radica en que consiste en dar y recibir.

Por ello, la libertad es un modo de vivir en el que se desarrolla la persona sin afectar a los demás; pero, sobre todo, sin tener miedo para actuar. Siempre y cuando ese proceder esté enmarcado en un comportamiento ético y con valores.

La represión de uno mismo y de la sociedad genera un ambiente de intranquilidad y angustia que se refleja en una sociedad limitada por el miedo. Por ello, la libertad debe ser trazada por cada persona y no impuesta por un tercero.

Una persona que vive sin temores ni apegos materiales es libre. Y si una comunidad está conformada por ciudadanos con esa visión, la armonía y paz son la constante en ese lugar.

Para mi profesión es vital la libertad para contratar libremente proveedores, relacionarme con clientes y realizar investigaciones que regulen relaciones entre el ambiente y las empresas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)