16 de June de 2011 00:01

Largas filas para subir al articulado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Entre las 06:30 y las 08:50, por el playón de La Marín transitan miles de personas cada día. Los andenes se convierten en una pista para apresurados caminantes. Los hombres visten ternos y corbatas o ropa informal.

Hay mujeres que intentan correr con tacos altos y apretadas faldas. La prisa las obliga a caminar rápido para subirse a un bus del sistema integrado de transporte municipal y llegar a tiempo a sus trabajos u otros destinos.

Los que más distancia recorren (50 metros) son los pasajeros que arriban a la terminal de buses interparroquiales del playón. Hasta ese sitio llegan unidades que trasladan a la gente desde el valle de Los Chillos a Quito.

En cambio, los pasajeros que llegan en los buses articulados del Corredor Sur Oriental, desde el sur, protagonizan piques cortos hasta las filas de embarque de la ecovía o de la parada del Corredor Central Norte. La desesperación es por ganar un puesto en la larga fila. Maritza Arias, empleada bancaria de 27 años, calcula que a diario pierde 20 minutos en hacer fila para abordar un articulado del Corredor Central Norte que le traslade hasta la av. De la Prensa, en el norte.

“Entro a trabajar a las 09:00 y salgo desde El Triángulo a las 07:15. Para tomar el bus del Central Norte me demoro entre 15 y 20 minutos. Los buses no vienen rápido y hay aglomeraciones”, se quejaba Arias, mientras terminaba de maquillarse.

A las 07:55 de ayer, atrás de Arias se formó una fila con más de 30 personas, que ocupaban la vereda de ingreso al andén. No había articulados. Damián Guerra, guardia privado, reclamaba por el mal servicio y por la lentitud.

Para él, hay dos factores que influyen en la demora: los tiempos de despacho de las unidades y la recaudación de pasajes. Ayer, dos personas se encargaban de cobrar los USD 0,25, pasar una tarjeta magnética por el lector y permitir el ingreso del usuario por un torniquete. Cuando no hay unidades para despachar, el andén resulta estrecho. Así, en medio de gritos, la gente se empujaba en el momento de ingresar a los buses.

Actualmente, el Municipio revisa el contrato con los transportistas que operan el Corredor norte desde el 2005. Una de las cláusulas que se analizarán será los tiempos de despacho de unidades y las mejoras en paradas.

En el andén central del playón, que sirve para abordar la ecovía y el Sur Oriental, también hay aglomeraciones de personas, pero con algo de orden.

Severiano Loza, agente vendedor de libros, contó que demora 10 minutos en hacer su transbordo. Él llega desde Guajaló, en los articulados del Sur Oriental.

“Desde hace dos meses hay más gente que utiliza este sistema de transporte. Aquí, en el playón hay orden cuando están los policías metropolitanos”, decía Loza.

En la ventanilla de recaudación del andén se forman filas que no son extensas para obtener una moneda de USD 0,25. Gabriel Carrera, empleado público, se quejó porque hay gente que hace fila para cambiar billetes de USD 5 y 10 y eso causa demoras.

Además, Carrera cuestionó el servicio y la alta demanda de usuarios. Ramiro Narváez, gerente del sistema Ecovía, confirmó que desde hace tres meses hay un incremento de usuarios.

Hasta el año pasado, en la ecovía se movilizaban 105 000 usuarios. Hace dos meses, con la operación de los nuevos articulados del Sur Oriental, la cifra subió a 118 000 pasajeros. Actualmente, según el reporte de la empresa, ya son 127 000 usuarios.

La mayor demanda es de sur a norte, en la mañana. Sin embargo, entre las 17:00 y 19:30 se puede ver una gran cantidad de gente que corre hacía la parada de los buses al valle de Los Chillos y al Corredor Sur Oriental.

Las largas filas son una realidad de todos los días en La Marín.

El problema en cifras

Según el último reporte del Municipio, el Corredor Sur Oriental moviliza 66 000 pasajeros al día. Entre el 15 y 20% llega a la parada de La Marín.

Desde esta semana, la ecovía aumentó el número de articulados. 10 unidades nuevas empezaron a recorrer por la av. 6 de Diciembre hasta la Río Coca.

El tiempo de despacho de las unidades de la ecovía oscila entre uno y dos minutos en horas pico desde La Marín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)