3 de November de 2011 00:01

Largas colas de viajeros hubo ayer en las terminales terrestres de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El éxodo masivo de personas desde Quito hacia otras ciudades del país, en el inicio del feriado de cinco días, comenzó en la noche del martes y continuaba ayer, pasado el mediodía. Las terminales terrestres de Quitumbe, en el sur, y de Carcelén, en el norte, estaban atestadas de viajeros.

En Quitumbe, las oficinas de las empresas de transporte no sabían cómo atender la demanda de cientos de personas que hacían largas colas por conseguir un boleto y viajar, especialmente a la Sierra centro (Latacunga, Ambato, Riobamba, Guaranda y otras ciudades). Las boleterías de las cooperativas que operan hacia la Costa y el Austro también estaban saturadas de viajeros.

Por ejemplo, en las boleterías de las empresas de transporte Ambato, Cóndor, Latacunga, Bolívar… las colas eran interminables. Los niños y adultos mayores esperaban sentados en el piso. La familia Collaguazo viajaba a Latacunga, pero a las 11:00 no podía comprar boletos, a pesar que había llegado a las 08:00.

Decenas de personas que no conseguían pasajes optaron por trasladarse hasta el extremo sur de la capital. En la miniparada de buses intercantonales e interprovinciales, en el kilómetro 14, en Guamaní, buses de transporte urbano y busetas escolares, además unidades que llegaban de Machachi, transportaban a los desesperados viajeros. Salían con destino a la Sierra centro, especialmente a Latacunga y Ambato.

En la terminal de Carcelén, también, las filas de personas para comprar un pasaje hacia al norte y noroccidente eran interminables. Desde las 07:00, la estudiante Laura Páez trataba de conseguir un pasaje a Tulcán. Ella se quejó por la falta de buses.

A lo largo de la vía Panamericana Norte, el tránsito se tornó lento en la mañana de ayer. La fila de autos particulares, buses interprovinciales y urbanos se extendió hasta la salida de la parroquia Calderón.

Eduardo Naranjo junto a su familia se dirigía a Ibarra. Ellos salieron de su casa, en el barrio El Dorado, a las 10:15. Preveían llegar a esa ciudad a las 13:00. Pero a las 11:40 se encontraban a la entrada de Calderón.

Ricardo Cando, vendedor de boletos de la Cooperativa Gacela, dijo que trabajaban con 50 frecuencias, 30 normales y 20 extras por el feriado. En otras ventanillas no hubo atención. Únicamente se mostraba un letrero hecho a mano que decía ‘ no hay pasajes’.

En el sur de la capital, decenas de vehículos particulares salieron hacia la Sierra centro y a la Costa. Sin embargo, el tránsito fue fluido debido a que en la salida sur de la capital la vía tiene entre cuatro y ocho carriles.

MANABÍ
Los visitantes llegaron a Manta,  Portoviejo y Chone
Cinco vuelos de las empresas Ícaro, Tame y AeroGal de Quito  llegaron llenos Manta. El movimiento en el aeropuerto Eloy Alfaro  empezó desde las 07:00.  A  Portoviejo, Chone y Manta,  las ciudades más pobladas, arribaron los manabitas residentes en Quito y en  Guayaquil. “Viajamos el martes por la noche para llegar a Manta, el miércoles  para visitar en los cementerios a nuestros  fallecidos”, comentó Mónica Vélez, de  Quito. La mayor presencia de usuarios fue notoria en las terminales  terrestres de Manta y de Portoviejo. Los operadores turísticos dijeron  que el mayor flujo de visitantes se verá el jueves (hoy). María Calvache, de un  restaurante en el Parque del Marisco  en Manta, dijo que desde el jueves hasta el sábado  atenderá a 120 turistas  de Quito. Desde Pedernales hasta San Vicente, los sitios de hospedajes  habían sido reservados   con  anticipación.

AMBATO
La Feria de Finados atrae a cientos de turistas
La Feria de Finados 2011, que se realiza en Ambato en dos locales cerrados, es el principal atractivo para los turistas durante este feriado.    Ayer, desde las 10:00, cientos de visitantes  arribaron a esta ciudad desde Quito, Riobamba, Guaranda, Guayaquil, Cuenca y otras urbes. La Feria de Finados es el segundo evento comercial más importante de Ambato después de la Fiesta de la Fruta y de las Flores.  Por eso, este año el Municipio organizó esta exhibición de objetos de barro, madera, hojalata y otros artículos en  la quinta El Rosario, ubicada en la ciudadela España,  y en el Centro de Exposiciones Ambato (CEA), en la vía a Picaihua.    Fernando Zárate, jefe de la Policía de Tungurahua, indicó que la seguridad se reforzó en ambos lugares. “Hay parqueaderos vigilados  y las vías cuentan con personal policial para evitar accidentes y trancones”.

CUENCA
La afluencia en el aeropuerto y terminal aumentó
Con una banda de pueblo que entonaba canciones tradicionales de Cuenca fueron recibidos ayer  los turistas que arribaron al aeropuerto Mariscal La Mar. Según el jefe de la Corporación Aeroportuaria, Diego Andrade, Tame, Lan y Aerogal tienen más pasajeros  en los vuelos  que unen a Cuenca con Quito y Guayaquil.En días normales por esta terminal se movilizan   2 500 personas y en este feriado serán más de  3 500 al día. Una situación similar se registró en la terminal terrestre donde cientos de personas, de diferentes ciudades del país, llegaron a la capital azuaya.El sector hotelero   registró una gran demanda. Según el presidente de la Asociación de Hoteleros del Azuay, Daniel Hernández,   los 150 hoteles de la urbe  están llenos. Por ellos, algunos de los visitantes se alojaron en los cantones cercanos como Chordeleg y Gualaceo.

ESMERALDAS
La mayoría de turistas arribó después del mediodía
Los turistas llegaron ayer a las playas de la provincia de Esmeraldas pasado el mediodía. La gran cantidad de vehículos en el ingreso del balneario de  Atacames hizo que el  tránsito colapsara. La Policía montó un operativo para facilitar la circulación y colocó una mesa de información en el sector La Pradera. Ahí había también una ambulancia y una motobomba. Según la Cámara de Turismo, unas 6 000 personas llegaron hasta las 16:00 a los balnearios de Tonsupa, Esmeraldas y Atacames. Aunque se esperaba que en el primer día del feriado llegaran  unos 10 000 turistas y que hasta el sábado  arribaran
40 000 personas. En las oficinas de las dos operadoras de transporte interprovincial, Costeñita y Del Pacífico, que cubren la ruta Esmeraldas-Atacames-Muisne, se observó  largas filas de pasajeros, pero la mayoría era de la provincia.

GUAYAQUIL
Los viajeros buscaron pasajes a Manabí y a Los Ríos
 En el inicio del feriado, familias enteras llegaron a la terminal terrestre de Guayaquil para viajar y visitar a sus parientes vivos y muertos en otras ciudades. Las cooperativas de transporte que viajan a Cuenca, a las provincias de Manabí y  Los Ríos, y a los balnearios de    Santa Elena tuvieron más  demanda ayer. Domitila Baque, de 76 años,   estaba en una  banca de espera  con 14 miembros de su familia entre hijos y nietos. Esperaba  turno para viajar a Quevedo (Los Ríos).  En las cooperativas Coactur y Reina del Camino que van a los cantones manabitas había  largas colas al mediodía mientras varios policías ponían orden por la alta demanda de pasajes. La gente se empujaba, los niños lloraban y otros dormían sobre las maletas o en los brazos de sus madres.  Los viajeros también hacían largas filas para ir a Cuenca. Celia Mera y su hijo esperaron tres horas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)