22 de April de 2010 00:00

Incierta la fecha de apertura de los túneles

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El plazo de 90 días para la rehabilitación de los túneles sobre la av. Mariscal Sucre se cumplirá el próximo 14 de mayo.

No obstante, Pablo Montalvo, gerente de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Emmop), dijo que la institución está empeñada en que la rehabilitación de los viaductos coincida con el inicio del pico y placa, el próximo 3 de mayo.

Para esa fecha, la Emmop se comprometió a terminar la infraestructura vial para habilitar la circulación de vehículos. Montalvo aclaró que luego continuarán con trabajos complementarios que incluye la señalización, instalación de sistemas de control, monitoreo, luminarias, entre otros. En el tramo de 2,6 km, entre la avenida Rodrigo de Chávez y Miraflores, se invertirán USD 3 400 000.

Esta obra es parte del Corredor de Transporte Sur Occidental, que recorre 13,2 km desde Quitumbe hasta Miraflores. En total, se invertirán cerca de USD 15 millones. La Emmop aún realiza los estudios técnicos para iniciar la construcción de la estación de transferencia en Miraflores.

Actualmente, por los túneles cada hora circulan 564 buses que transportan a 249 465 pasajeros al día. Según los cálculos del Municipio, se prevé que los 88 buses articulados que ofrezcan servicio de transporte en esta ruta transporten a cerca de 300 000 pasajeros diarios. En la ruta se construirán 19 paradas.

Antes de la intervención de los túneles, el tiempo de viaje entre Miraflores y Quitumbe era de 70 minutos a una velocidad de 11 km/h. Con la operación del corredor vial, se calcula que la velocidad se incrementaría a 24 km/h y el mismo recorrido se lo cubriría en 32 minutos.

Sin embargo, el Municipio aún no tiene una fecha prevista para el funcionamiento de la ruta de transporte. Carlos Páez, secretario de Movilidad, dijo que el Cabildo busca establecer un plan operativo para el funcionamiento de este corredor.

El Plan Maestro de Movilidad contempla la habilitación del Corredor Sur Oriental (av. Maldonado), Sur Occidental (av. Mariscal Sucre) y los corredores transversales en la Rodrigo de Chávez, Alonso de Angulo y una subtroncal en la 5 de Junio.

Para la operación de la ruta, Páez explicó que el criterio es que los operadores históricos que trabajan en esta zona participen en la operación del nuevo sistema troncoalimentado.

Además, para mejorar la gestión del tránsito vehicular, la Emmop construirá siete intercambiadores elevados en la avenida Occidental entre El Condado y Chillogallo. También hay un proyecto para eliminar el redondel de El Condado.

Wilmer Imbaquingo, chofer de la unidad 102 de la Cooperativa San Francisco, dijo que espera que las condiciones para la operación del corredor vial le permitan conservar su empleo.

Rafael Ramírez, conductor de la unidad 162 de la compañía Latina, desconfía de los procesos de selección de los choferes que seguirán trabajando en la vía.

Con siete años como conductor de bus, a Ramírez le preocupa su estabilidad laboral. Sergio Mogrovejo, ayudante en la unidad 465 de la compañía Pichincha dijo que la estabilidad laborar de choferes y ayudantes dependerá asimismo de que mejoren los salarios, el aseguramiento social y se respete las horas de trabajo.

El Sur Oriental aún no opera

El Municipio aún no tiene una fecha específica para el inicio de las operaciones en el Corredor Sur Oriental. Carlos Páez, secretario de Movilidad explicó que todavía no se concreta la negociación con los transportistas para la operación del corredor.

Una vez que se inicien las operaciones este corredor exclusivo irá desde Quitumbe hasta el playón de La Marín, donde se conectará con la Ecovía.

El alcalde Augusto Barrera dijo que continúa el proceso de adquisición de 80 buses articulados para el funcionamiento del corredor de la Maldonado.

Una de las condiciones del Municipio para continuar la negociación es que los 11 cooperativas de transporte interesadas se agrupen en una sola empresa.

Pero no todos los transportistas estaban de acuerdo con los términos del contrato. Las discrepancias surgieron por un desacuerdo en la forma de distribución de las acciones y la asignación de cargos en la nueva compañía. Eso generó un nuevo retraso en la habilitación de la vía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)