24 de May de 2010 00:00

‘Los héroes fueron de carne y hueso’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Quito

Un aniversario más de la Batalla del Pichincha. ¿Cuál es el motivo para celebrar esta fecha histórica?

El 24 de Mayo de 1822 se ha divulgado a través de la educación y de los frentes tradicionales como la batalla que sella nuestra histórica independencia.

En la actualidad, ¿es claro el referente sobre lo que ocurrió el 24 de mayo de 1882?

La Batalla de Pichincha, como elemento central, está perdiendo espacio. En la escuela tradicional se enseña como un mito. Esa forma de enseñanza en la educación no ha tenido la capacidad de, al menos, mantener la idea de que esto es un evento importante para la construcción de la identidad.

¿Hay un imaginario colectivo acertado de lo que ocurrió o persiste el mito del heroico Abdón Calderón?El acontecimiento histórico es la batalla y el mito es lo que se construyó a través de ella. Los grandes héroes no nos permiten mirar la participación de los sectores populares. En la narrativa tradicional se ha ido mostrando personajes que parecen venidos de alguna esfera sobrenatural, que encarnan y participan de la Independencia. Pero detrás de ellos hay un colectivo de indígenas y de negros.

¿Y el imaginario?

La visión mitológica que se nos inculca no nos permite ligar los procesos. En el imaginario histórico social-juvenil terminamos abocados a la imagen de Abdón Calderón. En este mundo de globalización y tecnologías, el mito de Calderón va disolviéndose.

En feriados como Semana Santa o Navidad hay un espíritu religioso en la gente. ¿Pasa lo mismo en esta fecha ?

No. Claro, hay cultos religiosos y cultos cívicos. Pero el 24 de Mayo no ha tenido esa consistencia. No pasa eso el 27 de febrero, que por el juramento de la bandera, es un día de civismo. Por eso cuestiono la reconstrucción de los hechos y su enseñanza.

¿Qué ha influenciado para que se desvanezca el verdadero significado del 24 de Mayo de 1822?

Deberíamos reflexionar sobre qué es lo que ocurrió en esa fecha. Hay que cuestionar cómo los gobiernos y las estructuras educativas utilizan la historia para determinados fines. Creo que el 24 de Mayo solo se ha convertido en un feriado más, la gente piensa en vacaciones. Lo que hay que hacer es intentar retomar, desde la escuela, los acontecimientos reales de este hecho histórico.

¿Cómo?

Hay que hacerlo desde una perspectiva menos mitológica y más participativa. Tratar de entender cómo la gente participó en estos acontecimientos. Conocer cuál fue el rol de las mujeres. Pocos sabemos de los indígenas y de los negros en los ejércitos.

En ese proceso, ¿qué papel juega el hecho de memorizar fechas y datos?

Esa es una de las grandes limitaciones de la educación. Nos han enseñado que la historia está basada en fechas y lugares. La historia contada desde los mitos ha formado un acercamiento distorsionado. Estamos sesgados por una perspectiva machista, racista y memorista de la historia.

¿Se enseña con esos sesgos en las aulas?

A pesar de los esfuerzos en el ámbito educativo, persiste ese tipo de cosas. Es urgente tratar en la escuela de fomentar la discusión desde la perspectiva social. Eso permitirá entender al estudiante que los cambios fueron promovidos por gente de carne y hueso.

¿El material educativo, como las láminas, sirve de guía para la enseñanza?

Eso es parte del enfoque tradicional de la educación. Llenar el cuaderno con cromos de los personajes me parece que es un ejercicio que complementa eso que criticamos de la educación. Así, la historia se vuelve aburrida. Cuando uno termina el colegio y va a la universidad, la materia que menos le gusta es la historia.

Entonces, ¿Qué historia enseñar en las aulas?

Una historia de carácter social, reflexiva, menos memorista y mitológica, menos racista y machista. Hay que hacer un giro.

Testimonios

Maritza Chacón/ Guía Casa Sucre

‘La lucha por los ideales continúa’

La Batalla de Pichincha es un hecho histórico muy importante para los ecuatorianos.Nos dio nuestra libertad definitiva del dominio español. Fue una batalla que se dio después de varias revoluciones y levantamientos indígenas. El inicio libertario fue el Primer Grito de la Independencia, luego la masacre del 2 de Agosto.

El 24 de Mayo es una consecuencia de todos esos hechos. Es una fecha muy importante que la debemos recordar para resaltar nuestro civismo. Con la Batalla de Pichincha, en realidad, no pudimos alcanzar nuestra total libertad. Hoy, cada uno va luchando y tratando de sobrevivir hasta alcanzar los ideales. Nuestro pueblo también lucha y se reivindica cada día. A partir de esta fecha empezamos a forjar nuestra identidad. Eso es lo más destacable.

Jessica Jiménez/ Estudiante

‘Hay que aprender a quererle al Ecuador’

El 24 de Mayo significa la emancipación del mestizaje, porque a partir de esta batalla los mestizos tuvimos acceso a la educación.Sobre eso de que nos liberamos del yugo, no pienso que fue así. Lo que hubo en esa época fue un cambio de gobernantes, nada más. Considero que estas son etapas que los pueblos tienen que vivir para llegar a ser repúblicas, aparentemente libres. Eso, porque siempre vamos a tener a nuestros gobernantes.

Pero no se debe desmerecer el honor de que esta batalla crea en los ecuatorianos, sobre todo, en los que queremos a nuestro país. Los jóvenes deben leer más historia para aprender a querer al Ecuador, por todas las batallas que debió pelear para llegar a ser lo que es hoy. Eso es muy destacable.

Melissa Carrera/ Estudiante

‘La libertad de pensamiento es la herencia’

El 24 de Mayo, más que un hecho histórico, es algo trascendental que está relacionado con nuestra nacionalidad. No es solo la batalla o la guerra contra los españoles, es un hecho que conjuga la formación de Ecuador y América Latina.

Es ese pasado histórico, que implica ese amor por la libertad, la entrega y valentía, que tuvieron Sucre y Simón Bolívar para darnos la libertad tan ansiada que era aplacada por el yugo español. La libertad no solo fue un ideal. Ellos tuvieron el valor de hacerlo realidad y darnos la libertad que tanto ansiábamos.

En el Colegio 24 de Mayo nos enseñan a amar a nuestro país y amarnos a nosotras mismas. También a desarrollar esa libertad de pensamiento, de sentir y de expresarnos.

Nathaly Pillajo/ Estudiante

‘La fecha nos enseña a luchar y a ser valientes en la vida’

Para mí, el 24 de mayo representa una fecha muy importante en la cual debemos tener respeto a nuestros patriotas, a nuestros libertadores. Ellos, con mucho esfuerzo derramaron sangre para poder luchar en esa gran batalla que tuvieron ese día.

Para todos los ecuatorianos debe ser una fecha muy importante en nuestro calendario cívico. Hay que conmemorarla. La Batalla de Pichincha dejó varias enseñanzas, como la de luchar y ser valientes para defender nuestros derechos.

Lo importante es ser libres y no depender de nadie. Para mí, estar en el colegio Simón Bolívar representa mucho orgullo y emoción, porque llevamos el nombre del libertador. Es un honor estar aquí, todos luchamos para superarnos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)