19 de July de 2011 00:03

Una guía básica que puede salvar vidas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

No transfiera a otros una responsabilidad que debe ser suya. Ahora mismo, pensando en proteger la vida de sus seres queridos, empiece a equipar el botiquín de primeros auxilios y póngalo en un lugar estratégico de su casa. No es difícil, se requiere de decisión y de una pequeña inversión, que comparada con lo que usted puede ganar es insignificante.

Promueva en su hogar una cultura sobre el uso oportuno de las gasas, del alcohol, de las tijeras, del suero fisiológico, de las curitas… para actuar con rapidez y, sobre todo, con un conocimiento básico, frente a las emergencias que se pueden presentar en la casa, como quemaduras, caídas, asfixias, etc.

Recuerde que el principal consejo es que hasta que lleguen los socorristas del 911 o de cualquier otra institución, quienes están cerca de la víctima deben actuar y ayudarla en primera instancia. Son minutos valiosos que pueden salvar vidas y que usted no debe desaprovecharlos.

Aquí le presentamos una guía sobre los primeros auxilios, la ponemos a su consideración para que la revise y esperamos que la ponga en práctica. Sugerencias importantes que, en lo ideal, deberían formar parte del protocolo de convivencia familiar, como una medida inevitable de prevención.

Somos muchos los que hemos vivido experiencias desgarradoras en la calle, mientras nos trasladamos a nuestro sitio de trabajo, a nuestra casa y hasta cuando compartimos un paseo dominical con nuestros hijos. Hemos visto a personas con convulsiones sobre la acera, a heridos que piden ayuda después de un accidente de tránsito, y a desesperados y sin saber qué hacer luego de que un perro los mordió. A ellos también les podría ayudar si estaría seguro de cómo actuar.

Esa responsabilidad pesa sobre los hombros de quienes son espectadores de ese tipo de accidentes en la vía pública. No es suficiente con llamar a los servicios de emergencia, hay que ofrecer primeros auxilios. Tenga presente que en algún momento usted puede ser la víctima.

La prevención es la mejor manera de afrontar el riesgo y si usted se toma en serio este tema, hasta puede acudir a la estación más cercana de Cruz Roja y solicitar una capacitación rápida sobre primeros auxilios, sin costo. Dedique un corto tiempo a obtener conocimientos que de seguro, en algún momento, le dejarán más de una satisfacción.

Esta guía sobre primeros auxilios está pensada en usted, como principal responsable del bienestar de su familia y también como un importante actor social que, en unos casos, podría convertirse en un socorrista valioso y, en otros, en una víctima de las circunstancias y de las amenazas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)