24 de April de 2012 00:01

Fallas en primer día de la prueba de alcoholemia, en terminales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Luis Quishpe, conductor de la Cooperativa Macuchi, antes de salir de la Terminal Terrestre de Quitumbe rumbo a Quevedo, ayer, fue a un quiosco para someterse a la prueba de alcoholemia. Cuando ingresó su número de cédula en la pantalla, apareció el mensaje: “Su licencia está expirada desde el 20 de junio del 2010”.

Con sorpresa Quishpe verificó los datos de su documento. En la mica estaba inscrito que caduca en el 2013. “No sé qué pasa, el domingo sí valía la máquina”.

Al igual que Quishpe, otros conductores tuvieron el mismo inconveniente. Las pantallas de los quioscos donde se realizan las pruebas de alcoholemia mostraban que las licencias habían expirado. En Quito, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) entregó ocho quioscos, seis están en la Terminal Terrestre de Quitumbe y dos, en la de Carcelén.

Desde ayer, la prueba de alcoholemia es un requisito obligatorio para que los choferes puedan salir de las terminales. También estos deben tener los papeles en regla y su unidad debe estar en buen estado.

Byron Avilés, conductor de la Cooperativa Andina, tuvo el mismo problema que Quishpe. Su licencia vence en el 2015, pero en la pantalla apareció que había caducado en 1999. “Es pésimo que nos exijan este requisito. Los aparatos no funcionan”.

Wilson Borja, sargento segundo de la Policía Nacional, mencionó que a los conductores que tuvieron problemas al someterse a la prueba de alcoholemia se les hizo un examen visual, para comprobar que no estuvieran en estado de embriaguez. “Por fallas de las máquinas, no podemos afectar a los choferes en su trabajo”.

Según el uniformado, desde las 06:00 a las 12:00, 198 conductores se sometieron a la prueba de alcoholemia. “Un 50% de ellos tuvo complicaciones en los quioscos”. En la jornada de ayer, no se identificó a ninguna persona bajo los efectos del alcohol.

Para comprobar el estado de las máquinas, Óscar Socasi, técnico de la empresa que dotó de estos equipos a la ANT, acudió a la Terminal Terrestre de Quitumbe. Tras verificar el estado, comentó que el problema era por “fallas en la base de datos de la Agencia Nacional de Tránsito”.

La Administración de la Terminal Terrestre de Quitumbe informó que el proceso de emisión del certificado de la prueba de alcoholemia está en una fase de prueba y que se ha expuesto la situación a la ANT para solucionar el inconveniente.

Marco Yunga, conductor de la Cooperativa Patria, sí logró sacar su certificado de no estar bajo los efectos del alcohol. El proceso duró cinco minutos. “Está bien que hagan estas pruebas”.

Sara Barufi, turista italiana que viajaba a Riobamba, comentó que saber que los conductores se someten a pruebas de alcoholemia antes de salir es positivo. “Esto brinda más seguridad para nosotros los viajeros”.

Flashes

Guayaquil. Los alcoholímetros aún no llegan a la terminal

Los controles de alcohol a los choferes de buses  interprovinciales en Guayaquil aún deberán esperar varios días. Dichas inspecciones no empezaron ayer  en la Terminal Terrestre Jaime Roldós  como se había anticipado. La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) no ha remitido los alcoholímetros. Una funcionaria de la Fundación Terminal Terrestre dijo que la ANT ofreció enviar al menos  5 de estos aparatos entre la tarde de ayer y hoy. De cumplirse con este plazo, los controles arrancarían  este viernes. El personal de la CTE continúa con el control a buses.  Redacción  Guayaquil

Tungurahua. Pruebas a conductores  no se aplican en  Ambato

La prueba  de alcoholemia a los transportistas  interprovinciales   todavía no se implementa en la Terminal Terrestre de Ambato.   Ayer, la Policía solo verificaba el estado de las llantas,   las luces, direccionales y el funcionamiento general de los buses que partían hacia otras ciudades.  Camilo Rivero, administrador temporal de la terminal, explicó que necesitan una infraestructura para instalar los equipos necesarios.    El jefe de Tránsito, Mario Robalino, dijo que la principal causa de accidentes en esta provincia     es la imprudencia y le sigue el consumo de alcohol tras el volante.

Imbabura. El control de alcoholemia en choferes   no se  inició

Los choferes  interprovinciales   continúan saliendo desde Imbabura sin el control de alcoholemia, anunciado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT).   Álex Gordón, conductor de la empresa Transporte Andina, esperaba ayer  la prueba  en la terminal terrestre de Ibarra para viajar   a Quito. Pero le dijeron  que los   quioscos-alcoholímetros aún no están listos.  Según Germán Fuentes, administrador de la terminal, desde la ANT se informó que los dos alcoholímetros serán instalados en los siguientes días. Los  medidores  se ubicarán en una garita  a la salida de la terminal.

Transporte. En la capital azuaya  no hay fecha para los controles

Ayer, en Cuenca no comenzó  la toma de pruebas de alcoholemia a los conductores del transporte público. En la terminal terrestre, dos policías solo revisaban el estado físico de las unidades que tenían previsto salir en sus turnos regulares. El policía Juan  Colcha dijo que aún no han llegado los equipos  (alcoholímetros) ni  conocen dónde se ubicarán los puntos de control.     María  Fernanda Tenorio, funcionaria de la Agencia Nacional de Tránsito, confirmó que no  hay  fecha, pero dijo que será en los próximos días. Ayer, en la terminal terrestre, los choferes desconocían el tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)