22 de April de 2012 00:02

Estragos por la lluvia en Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las familias que fueron afectadas por la inundación en la quebrada El Capulí, en el sector El Blanqueado, en el sur de Quito, siguen esperando la ayuda de las autoridades para que este drama no se vuelva a repetir cada vez que llueve.

El fuerte aguacero del viernes causó una nueva inundación en menos de tres meses. Los caudales provocaron que el material que apuntalaba el encofrado del colector se viniera abajo.

Este material, sumado al granizo, taponó el flujo normal de la quebrada. Ayer, los vecinos de El Blanqueado continuaban con los trabajos de limpieza dentro y fuera de sus viviendas. Segundo Palaquivay vive en el sector desde hace 7 años. Durante la mañana, en compañía de sus hijos cavó una zanja en el exterior de su casa, para tratar de desviar el agua en caso de otro aguacero.

Según él, desde que se iniciaron los trabajos de construcción del colector, se rellenó la calle de los rieles con la tierra que salía de la quebrada. “Desde entonces cada vez que llueve, las viviendas se inundan y se llenan de lodo. Ya vamos cuatro meses con este problema. No sabemos qué hacer”.

El pasado 4 de febrero se produjo ya una inundación en este sector. En esa ocasión, la aseguradora de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) indemnizó a 30 familias, por las pérdidas económicas que sufrieron.

El nuevo colector debía ser entregado hasta el 30 de abril. Sin embargo, la Epmaps anunció que hasta la fecha el avance de la obra es del 85%. Así, el colector entraría en funcionamiento a mediados de mayo.

Ayer, el mal tiempo tuvo secuelas en el norte de la ciudad.

Un fuerte aguacero registrado durante la mañana y tarde causó la acumulación de agua en el paso deprimido de El Labrador.

La emergencia fue reportada por los usuarios de la vía a través de la red social Twitter.

Tras la alerta, la Epmaps envió un equipo de mantenimiento al sector afectado.

A las 14:50 la inundación en El Labrador ya se había controlado. La vía quedó despejada y habilitada para la circulación vehicular. En caso de acumulación de agua en los pasos deprimidos, se recomienda a los conductores utilizar vías alternas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)