11 de November de 2011 00:03

Este artista elabora las 65 esculturas del quinde

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Con una lija, el artista Nixón Córdova terminaba de pulir una de las 65 esculturas del quinde, que serán utilizadas para embellecer la ciudad como parte del proyecto Quito jardín de quindes. Las primeras 20 figuras fueron entregadas el pasado miércoles a las autoridades municipales.

El artista trabaja desde hace más de dos meses en la elaboración de las esculturas. Hasta el 26 de noviembre debe entregar todas las réplicas en fibra de vidrio del ave emblema de la ciudad. Las imágenes serán colocadas en los sitios turísticos. Una de ellas ya se exhibe en el hall del Palacio Municipal.

En su taller, ubicado en las calles General Miller y Leonidas Batalla, en el sur, los quintales de arcilla están arrumados en una esquina. Sobre las repisas de madera hay esculturas religiosas, bustos de personajes históricos, como Eloy Alfaro, moldes de figuras en arcilla y bocetos de algunas de las obras de este escultor esmeraldeño.

Él viste un overol azul y antes de iniciar su trabajo coloca cinta de embalaje blanca en cada uno de sus dedos, para protegerlos de la lija. Con la ayuda de una pequeña silla de plástico alcanza a pulir el pico del colibrí, de 70 metros de alto.

La escultura tiene las alas extendidas y descansa sobre una planta de chuquiragua, que mide1,10 metros.

La creación de las imágenes sigue un riguroso proceso. El diseño (un dibujo dimensional) fue el primer paso, luego Córdova realizó dos maquetas. Una pequeña y otra a escala real, ambas en arcilla. Con un molde de yeso fundió una primera copia del colibrí, en resina y fibra de vidrio, que la corrige y pule a mano.

A sus 45 años, Córdova ha realizado varias obras de arte en el país. Una de ellas es el retablo de la Virgen de La Merced (2001-2002), que mide 12 metros de altura.

Su carrera la inició en la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Central. Antes de terminar sus estudios se ganó una beca otorgada por la Alianza Francesa, para especializarse en grabado en la Escuela de Bellas Artes de Francia. Ahí conoció a la artista plástica Doina Vierru, con quien está casado.

Luego de finalizar sus estudios, Córdova regresó al país, un año más tarde lo hizo su esposa. Desde entonces han trabajo en equipo. Vierru es especialista en esculturas en hierro y metal. Ella es la encargada de dar forma a las bases de los quindes.

En la casa de esta familia de artistas, los cuadros, lienzos y esculturas resaltan en las paredes blancas de la vivienda. Entre risas contaron que han dividido las paredes para exponer la obra de cada uno.

El proyecto de los quindes pretende reflejar la riqueza natural de Quito, como capital de uno de los cinco países megadiversos del planeta.

Solo en la capital se han registrado 54 especies de quinde. La presencia de estos animales ha sido destacada desde épocas ancestrales en múltiples expresiones de la cultura local.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)