13 de June de 2010 00:00

La entrega de los cupos a taxis ejecutivos será revisada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El viernes, el asesor presidencial Mario de la Torre recibió a los representantes del Frente Independiente del Servicio Ejecutivo, en el Palacio de Carondelet.

En la reunión se habló sobre supuestas irregularidades en el proceso de asignación de cupos a las empresas de taxis ejecutivos, por parte de la Comisión Nacional de Tránsito, que buscan legalizar su actividad.

Afuera del Palacio de Gobierno, decenas de taxistas ejecutivos, de 43 compañías, se concentraron para exigir que se anule el proceso de concesión de cupos y el estudio de factibilidad realizado por la firma Vera y Asociados.Según el estudio, el cupo de taxis ejecutivos requerido a escala nacional es de 11 243 unidades. Solo en Pichincha se legalizarían 3 308 taxis. Pero los conductores de varias compañías sospechan que hubo irregularidades en el proceso de asignación de los cupos.

Este diario intentó comunicarse por varias ocasiones con Ricardo Antón, director de la CNT, pero no hubo respuesta.

William Aguaguiña, representante de la compañía Trans Maldonado, aseguró que la distribución de esas plazas de trabajo no fue equitativo.

Esa fue su conclusión luego de revisar un listado con el número de cupos asignado a cada compañía de transporte ejecutivo, publicada en la página web de la Comisión.

En el listado, por ejemplo, la compañía Fastline recibió un cupo para 641 unidades, mientras que a la compañía Taxchilibulo le entregaron 9 cupos.

“Se les ha otorgado cupos a empresas que no cumplen con los requisitos”, fue la queja de Byron Revelo, dirigente de Transesbigu. Esta empresa, donde operan 300 unidades, tampoco recibió ningún cupo.

La Federación de Taxistas del Ecuador (Fedetaxis) reclama el 50% de los 3 308 cupos disponibles para Pichincha. Pero Jorge Chalapud, de Frenatem, aseguró que todos los cupos deben ser entregados exclusivamente a las empresas que ofrecen el servicio ejecutivo y no a los taxis amarillos de Fedetaxi.

Al final hubo un acuerdo. Aguaguiña explicó que a través de la Presidencia, se solicitó una audiencia con la Ministra de Transporte y el Director de la Comisión de Tránsito para mañana, a las 15:00.

En esta cita los transportistas esperan firmar un acuerdo para anular el último listado de cupos y empezar un nuevo proceso de distribución.

Los taxistas también solicitarán la conformación de una veeduría que vigile el nuevo proceso. Mientras tanto, los taxistas agremiados pedirán que se suspendan los operativos de la Policía y el Municipio hasta que termine el proceso.

En el Municipio todavía no existe una política clara frente a la incorporación de nuevas unidades de servicio público. En Quito hay 8 778 unidades agrupadas en 214 operadoras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)