10 de March de 2010 00:00

Demoras en la Jefatura de Tránsito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

El pasado lunes, una sola ventanilla entregaba turnos para todos los trámites en la Jefatura de Tránsito. La poca claridad en la información genera pérdida de tiempo.

Ese día, José Antonio Patier llegó a esa institución, a las 08:30, para tramitar el cambio de dueño de su nuevo automóvil. En la calle José Herboso, un empleado civil de la Comisión Nacional de Tránsito anotaba los datos de los conductores que hacían fila y verificaba los documentos. A Patier le faltaba un documento para completar los requisitos y tuvo que salir de la fila.

Cerca de las 10:30, el conductor regresó con el documento faltante y nuevamente tuvo que formarse detrás de otros conductores en sus vehículos. “No hay información clara sobre los requisitos y los procedimientos”.

Dentro de la Jefatura, los vidrios de las oficinas y ventanillas de atención servían como carteleras. Varios papeles impresos contenían información de requisitos, horarios, procesos, cuentas de bancos, etc. Algunas personas se acercaban a preguntar directamente a los funcionarios de las ventanillas, otras indagaban con los usuarios que terminaban su trámite o a algún policía.

En su página web (www.cntttsv.gov.ec, la Comisión Nacional de Tránsito publica los requisitos y el proceso que se debe seguir en diferentes trámites.

Carlos Penagos perdió su licencia y quiso sacar una nueva el pasado jueves. Pero el conductor aseguró que no pudo completar el trámite porque la oficina del archivo estaba cerrada. El lunes, la ventanilla ya estaba atendiendo. Ahí, Juan Ochoa llevaba más de una hora tramitando el duplicado de la licencia de conducir que extravió hace unos días. “Solo en sacar la ficha de origen me demoré más de una hora”. El guardia privado aprovechó su cambio de turno a la noche para hacer el proceso. Ahora, Ochoa debe sacar el certificado en un juzgado de tránsito, por la pérdida de su licencia.

En el segundo piso, al menos unas 30 personas hacían fila frente a la ventanilla, donde un funcionario repartía los turnos, según el tipo de trámite. Todas las sillas en la sala de espera estaban ocupadas. Un marcador electrónico anuncia el siguiente turno en una de las seis ventanillas.

Óscar Hidrovo, quien llevaba más de dos horas tramitando el traspaso de su vehículo, tenía el número 201 y el marcador recién iba en el 148. Cerca del mediodía, Juana Vásquez salía aliviada de haber podido renovar la matrícula de su vehículo. “Algunos funcionarios son muy gentiles. Pero los trámites se demoran mucho”.

Patricio Hanan dijo que le tocó ir tres veces a la Jefatura para poder renovar su matrícula. “La semana pasada dijeron que no había especies y tuve que volver”. Esta vez, Hanan tuvo más suerte y a las 12:00 salía con la matrícula en sus manos. “Los procesos son muy lentos. Hay que hacer fila para coger turno, otra para presentar los papeles, otra para que le entreguen el documento. Hasta en la copiadora hay fila”.

Paulina Rivadeneira también tuvo que regresar a tramitar la matrícula porque el viernes le informaron que no había especies.

La entrega de placas aún es irregular en esta dependencia.

Inés Leiva registró su auto en noviembre del año pasado, pero hasta el lunes no podía obtener las placas metálicas. “Me dijeron que vuelva en enero, luego en febrero y ahora me dicen que en abril”. Lo único que Leiva pudo hacer fue que le colocaran un sello de tinta en la hoja de papel donde estaba impresa la serie de su placa provisional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)