Definen reglas para los espacios del parque Qmandá

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Quito

Los usuarios deberán acatar las reglas en el área recreativa, como el uso de vestimenta.

El interés por los servicios, las ofertas culturales o la simple curiosidad han hecho que los vecinos de la ciudad acudan al recién inaugurado parque urbano Qmandá. Pero, mientras la gente llega, esta semana se ajustan detalles y las reglas para utilizar este espacio.

La prioridad es que la gente se conciencie sobre el cuidado del parque en el que se invirtieron USD 11 millones. En cada área hay mediadores culturales, en total son 12. A la vez, en el ingreso a cada instalación, se verifica que los usuarios cuenten con los implementos necesarios, principalmente en las áreas como gimnasios, en las siete piscinas y en las canchas.

José Cruz, secretario metropolitano de Deporte, señala que ha habido una gran acogida. El fin de semana, por la inauguración, se permitió que entren sin el equipo necesario, pero desde esta semana se deben cumplir con normas.

Las reglas
En las piscinas, las personas deberán contar con sandalias, un traje y gorra de baño, así como, de ser posible, gafas. En el gimnasio, también deberán acudir con ropa deportiva. En las canchas, los jugadores deberán usar 'pupillos' adecuados para cancha sintética. No pupos ni zapatillas de lona.

Melanie Bizet, directora de Cultura del parque, señala que la intención es que la gente se apropie del espacio, para que lo sienta como su hogar y lo cuide. Añade que mediadores comunitarios visitan a los vecinos de los sectores aledaños, como San Sebastián y La Loma, para hablar sobre el cuidado del espacio, que incluye programas como el Quito Lee.

Cruz relata que el fin de semana, la propia comunidad sugirió que se restrinja el ingreso de mascotas al edificio de tres plantas e, incluso, había quienes decían directamente a los dueños que no pasen con perros, porque podían ensuciar el espacio. Sin contar al personal de limpieza y seguridad, en el área recreativa trabajan 60 personas.

Lo ocurrido el pasado domingo, 26 de enero, evidencia la necesidad de un buen uso de las instalaciones, por parte de los usuarios. Al ser el segundo día de funcionamiento, se calculó que unas 30 000 personas lo visitaron.

En el momento de la función de títeres, programada para las 13:30, los espacios verdes estaban copados de espectadores de todas las edades. Cerca al sitio de presentación, en el lado sur, los espacios destinados para las jardineras fueron utilizados para sentarse.

En el interior, en las piscinas, no todos los bañistas usaron gorro, terno de baño apropiado ni sandalias.  En la parte alta, en la terraza, hubo gente que arrojó papeles, fundas plásticas y envases de todo tipo, pese a la presencia de basureros para desechos pequeños.

Los dispensadores de basura estuvieron llenos, especialmente aquellos ubicados hacia la calle La Ronda. Los desechos generados por los alimentos que se vendieron en los locales de comidas cercanos incrementaron la cantidad de basura.

Los guardias privados hicieron lo posible para asegurar el buen uso de las instalaciones. Lo mejor, dijo Eugenia Mora el  domingo, fue que la mayoría de visitantes cuidó este espacio.

120 parqueaderos
Según información de la administración del parque Qmandá, en la avenida 24 de Mayo, entre Pedro Vicente Maldonado y Santa Cruz, se encuentra un estacionamiento con capacidad para 120 vehículos. Está en el costado sur. Se trata del sitio hasta donde se trasladaban a los carros retenidos por infringir el pico y placa.

De este total de espacios, cuatro plazas son para personas con discapacidad, cuatro para motos y seis para bicicletas. Este estacionamiento está  pensado, principalmente, para los usuarios del parque. La administración estará a cargo de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop).

El horario de atención será, de domingo a jueves, de 05:00 a 21:00;  viernes y sábado: desde las 05:00 hasta 02:00 del siguiente día. Costos: todos los días, de 05:00 a 08:00, los conductores no pagan. De lunes a viernes, 50 centavos de dólar la hora o fracción de hora. Sábados, domingos y feriados, 50 centavos por tiempo ilimitado.

Hay la oportunidad  de un pago como cliente frecuente, por USD 40, cada mes. El valor de la  tarjeta anual es de USD 18.  Los dos valores permiten un ahorro en este servicio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)