31 de March de 2011 00:00

Cuatro empresas se quedan a cargo del relleno El Inga

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Después de ocho años, Fundación Natura deja de administrar el relleno sanitario de El Inga y la Estación de Transferencia No. 2 Porotohuaico, en Zámbiza.

Hoy concluye el plazo que se estipuló en el acta de mediación firmada en marzo del año pasado, entre El Municipio, la Corporación de Salud Ambiental y Fundación Natura. Esto modificó el contrato inicial, que entregaba a la última entidad la administración durante 15 años.

Desde mañana, la Empresa Metropolitana de Gestión Integral de Residuos Sólidos (Emgirs) coordinará y fiscalizará el manejo del relleno y de las dos estaciones de transferencia (Zámbiza y la ET1 Sur). También el transporte de los desechos al relleno.

Jorge Oviedo, gerente de la Emgirs, anunció que en abril se convocará la licitación internacional para la nueva administración del relleno. Mientras dure el proceso (hasta ocho meses), el manejo seguirá a cargo de las empresas que Fundación Natura subcontrató: Interaseo, Trans Desotra, Sembres y Gas Green. Oviedo aclaró que el modelo de contratación y condiciones de operación serán diferentes.

En el contrato con Fundación Natura se determinaba que la forma de pago era de USD 6,40 por tonelada de basura. Ahora, se establecerá un modelo de precio unitario, lo cual, en opinión de Oviedo, le ahorrará al Municipio USD 2 por tonelada. En el relleno se depositan 1 600 toneladas diarias de desechos provenientes de Quito y del cantón Rumiñahui.

Gas Green se quedará por dos meses mientras dure la transferencia de la planta de tratamiento de los lixiviados (líquidos que genera la basura), equipos y se capacite al personal.

Luego asumirá Emgirs. La primera meta es repotenciar la planta. A decir de Oviedo, en la actualidad opera de forma insuficiente. Esta situación genera la acumulación de lixiviados, un grave problema ambiental.

Según Edith Puga, de la Secretaría del Ambiente, del relleno se extraen 220 m³ de lixiviados al día y se tratan entre 120 y 130. El resto se acumula en piscinas.

Xavier Bustamante, director ejecutivo nacional de Fundación Natura, destacó como el mayor logro del organismo la transformación del tratamiento de desechos en Quito. Dijo que el proceso ha pasado de un botadero de basura en Zámbiza a un relleno sanitario tecnificado, que tiene un proceso en marcha de tratamiento de desechos hospitalarios.

En el relleno funciona, además, la única planta de tratamientos del país. En la zona de Zámbiza se abrió una guardería y se implementó un programa de prevención de enfermedades. Asimismo, se armaron planes para erradicar el trabajo infantil.

Actualmente, Fundación Natura enfrenta un proceso jurídico iniciado por Interaseo. Está última, de origen colombiano, exige el pago de acuerdo con lo estipulado en el contrato inicial.

Según Bustamante, Interaseo no ha entregado nueve planillas, desde julio del 2010 (de USD 250 000 cada una), por lo que el Municipio adeuda esos dineros a Fundación Natura.

Otro de los temas pendientes es el pago de USD 240 000, correspondientes a cuatro meses, que cubrirían planillas adeudadas en la Estación de Transferencia 2.

Ayer, desde las 10:00, moradores de la parroquia Píntag bloquearon la entrada del relleno sanitario de El Inga. Cerca de 100 personas quemaron llantas y pedían la salida de las empresas Gas Green y Desotra. Ellas reclamaban por la falta de obras de remediación. Segundo Quincheguano, morador del barrio Santa Inés, comentó que los malos olores son frecuentes.

“No podemos ni comer ni descansar en nuestras casas”. Carlos Cajas reclamó porque no se priorizó la mano de obra de la comunidad. Pidió que eso no se repita con los nuevos administradores.

Gabriel Noroña, presidente de la Junta Parroquial, se quejó porque en el Municipio no les tomaron en cuenta.

Quedaron excluidos del acuerdo que el Cabildo firmó con las comunidades Belén, Itulcachi, Tieta y Santa Ana, para la ejecución de obras de compensación.

La protesta duró cuatro horas, se impidió el ingreso de ocho carros, cada uno cargaba unas 30 toneladas de basura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)