El correteo de buses es frecuente en tres vías principales de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mayra Pacheco. Redactora

Las vías de la ciudad se convierten por momentos en pistas de carreras. Los conductores de buses de transporte público compiten entre sí. Aceleran, se cambian al carril izquierdo y rebasan a la unidad que está delante. El objetivo es tomar el mayor número de pasajeros.

Durante un recorrido que se hizo en tres vías se identificaron 20 puntos en los cuales los correteos son frecuentes. En casi cinco meses los agentes civiles han sancionado a 41 conductores por corretear entre sí, según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

En el sur, la avenida de referencia fue la Maldonado.

En el trayecto entre la Villa Flora y Tambillo, las carreras se produjeron afuera de centros comerciales, en las entradas de los barrios, cerca de colegios.

Por ejemplo, el conductor de una unidad de la Cooperativa Mejía, salió el pasado miércoles desde la parada ubicada en la calle Jaime del Castillo. Este conservó el carril derecho, destinado para los buses, solo hasta antes del Centro Comercial El Recreo. En ese sitio tomó ventaja entre los otros vehículos y regresó a su carril a la altura de la calle Mariano Carrión, tras una cuadra de recorrido.

Los pasajeros que iban en la unidad parecían estar acostumbrados a la maniobra. Los usuarios utilizaban ambas manos para sostenerse del espaldar. Miraban de reojo por la ventana a los buses que se quedaban atrás. No se quejaban.

En Guajaló, pasando el puente, la situación fue similar. El conductor empezó a corretear con uno de la Cooperativa Juan Pablo II, que tenía como destino Guamaní. Las unidades estaban casi juntas, ocupaban los dos carriles de la vía.

Más al sur este chofer tomaba ventaja entre las otras unidades que iban por la misma ruta. Por esta avenida van buses de las cooperativas Mejía, Carlos Brito, Joysur, Transplaneta y del Corredor Sur Oriental.

En el suroriente de la ciudad, en la autopista General Rumiñahui los correteos se producen apenas se cruza el sector de El Trébol. Ahí la vía pasa de ser urbana a perimetral. Los conductores de buses pueden ir a 70 kilómetros por hora.

Aquí, el chofer de un bus de la Cooperativa Amaguaña fue, en su mayoría, hasta la altura del peaje, por el carril central e izquierdo. Los conductores de los otros buses intentaron tomar ventaja sin resultado. Pasando el peaje este retomó el carril derecho y condujo normalmente hasta El Colibrí.

En la autopista se pudo identificar a otros conductores compitiendo. Antes de llegar al peaje el chofer de un bus de la Cooperativa Marco Polo cambió de carril para rebasar a uno de la Libertadores del Valle.

En el norte, en la av. Mariscal Sucre, a la altura de la Legarda, los usuarios que esperaban un bus de la Cooperativa Mitad del Mundo tuvieron que abordar uno de la San Carlos. Cuando ambas unidades estuvieron juntas, la primera aceleró.

Lilián Toalondo, pasajera, contó que los buseros corretean para recoger a más pasajeros, sobre todo en horas pico.

La caja común que se aplica desde diciembre del 2013 fija que las ganancias entre los conductores sean equitativas y no por el número de pasajeros.

José Santamaría, presidente de la Cámara de Transporte Público de Pichincha, mencionó que, pese a la implementación de la caja común, los correteos siguen por la falta de reorganización de las rutas y frecuencias. Dijo que de las 62 operadoras que hay en el Distrito, un 40% tiene un recorrido similar entre origen y destino.

La reasignación de las rutas es una tarea pendiente. Patricio Ubidia, presidente de la Comisión de Movilidad del Municipio, informó que se espera que esta concluya a inicios del 2015.

No olvide

Los pasajeros de los buses de servicio público pueden denunciar al 1800 AMT AMT (268 268) este tipo de infracciones. Para ello se requiere anotar el número de las placas del automotor, la compañía, el sector y la hora en la que se produjo el correteo entre buses.

Punto de vista

'La caja común no es suficiente'

Juan Zapata. Ingeniero en Tránsito y Transporte. Trabajó en la Policía

Los correteos entre conductores de servicio de transporte público generan un riesgo potencial de accidentes en las vías. En estas condiciones se conduce de manera temeraria, a exceso de velocidad y es más complicado maniobrar los automotores. Esto ha desencadenado en siniestros que han dejado hasta 32 muertos. Para evitar este tipo de práctica, la caja común no es suficiente. Se requiere concientizar a los conductores y a los pasajeros sobre cultura vial.

Hay que asegurarse también de que todas las operadoras estén implementando este sistema. Si unas están y otras no eso no dará resultados. Los usuarios de este tipo de transporte deben también conocer cuáles son sus derechos. Ellos tienen que exigir un buen servicio y denunciar cuando esto no ocurra.

El artículo 142 de la Ley de Tránsito establece una multa de USD 102 y seis puntos menos a la licencia a los conductores de vehículos de transporte público que por rebasar o adelantarse entre sí pongan en riesgo la integridad de pasajeros y transeúntes.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)