Quito

El control con GPS aún no tiene sanciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
14 de October de 2011 00:02

El incumplimiento de los horarios, rutas, frecuencias e infracciones de tránsito por parte de los choferes de las unidades de transporte público, aún no pueden ser sancionadas. Así lo afirmó Patricio Ubidia, presidente de la Comisión de Movilidad del Municipio.

Explicó que la reforma a la Ordenanza 247 para el control tecnológico del transporte urbano aún no se publica en el Registro Oficial. “Las sanciones se aplicarán luego de que se ejecute el plan de reestructuración de rutas y frecuencias”, aseguró.

Hasta la fecha, 1 936 de 2 533 buses tienen instalado un dispositivo GPS (Global Positioning System, por sus siglas en inglés), que permite monitorear la operación de cada unidad.

La información sobre flotas, horarios, rutas y frecuencias es monitoreada en el Centro de Gestión de Flotas de la Epmmop, desde el pasado abril.

Según la Ordenanza, la información que generan los dispositivos tecnológicos servirá como prueba para el juzgamiento de infracciones. Agustín Rivadeneira, coordinador del Centro de Gestión de Flotas, explicó que aún no se están emitiendo reportes oficiales para la aplicación de sanciones. También se registran la velocidad y las detenciones fuera de las paradas establecidas. Estas últimas son consideradas contravenciones de tránsito.

Los conductores del transporte urbano aún se detienen en lugares no permitidos para recoger o dejar pasajeros.

De 21 paradas que realizó el bus con registro municipal 2607, de la Cooperativa Disutrans, entre la Quito Sur y Las Casas, 13 fueron en sitios que no estaban señalizados. La primera fue a las 08:21 del pasado miércoles, en la av. Cardenal de la Torre y Vicente Reyes, en el sur.

Cinco personas se subieron por las puertas delantera y trasera de la unidad. Cuando el bus se detenía en un semáforo, los pasajeros aprovechaban para subir o bajar. La puerta delantera siempre estuvo abierta. En el Centro de Gestión de Flotas se verificó que el GPS de esta unidad no estaba transmitiendo información.

Ubidia aseguró que cuando se inicie el control, además de la boleta de citación los conductores también recibirán una sanción administrativa, que contempla desde multas hasta el retiro del permiso de operación.

Rivadeneira añadió que la información de los GPS puede servir como evidencia en caso de accidentes. “Como el que ocurrió el 26 de septiembre en la av. América, entre un articulado del Corredor Central Norte y un bus. Se sabe que el bus convencional estaba fuera de su ruta”.


El proyecto

1 936 unidades de    transporte urbano que    tienen instalado el dispositivo de rastreo  satelital cubren  135 rutas.
Hasta la fecha  se   han  invertido USD 1  500  000 en    equipamiento de GPS y TAG para el monitoreo.  El dispositivo también se aplicará al transporte comercial y taxis.

Tags