4 de November de 2011 00:02

La constructora GLS ofreció hotel a los evacuados

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El hueco que se formó en la calle Andrade Marín y av. Eloy Alfaro se convirtió en una especie de atractivo turístico. El lado occidental de la vía estaba abierto al tránsito y desde allí, los choferes de autos, buses y el gusanito, que da vuelta el parque La Carolina, se daban un tiempo para ver el hundimiento.

Miembros de la Policía, debajo de dos árboles ubicados frente al Ministerio de Turismo, intentaban agilitar el tránsito. En los alrededores del sitio donde se tenía pensado construir el edificio Carolina Mileniun, algunas de las 96 personas evacuadas daban vueltas buscando respuestas.

Ese es el caso de los arrendatarios del edificio Decameron, que está ubicado junto al hundimiento. Ellos querían saber cuándo iban a regresar a sus casas. Nancy Riofrío, copropietaria del inmueble, explica que antenoche, a las 19:00, recibió una llamada telefónica en la que se le informaba que la constructora GLS ya tenía solucionado el hospedaje.

Cabe recordar que por cuestiones de seguridad, el edificio fue evacuado y la constructora asumió el pago de tres días de hospedaje en la hostal Antilla de Toledo yen el hotel González Suárez.

Lucy Gordón, asistente de gerencia de GLS Constructores, explicó que su empresa se comunicó con los arrendatarios afectados y les informó, con direcciones del sitio, donde podían dormir por tres días. Además indicó que en el caso de que los arreglos demoren más tiempo, la constructora asumiría el gasto del resto de noches.

Jorge Rosero vive en el mismo edificio. Dijo que entre martes y miércoles se evacuaron 29 familias. A él también le llamaron a las 19:00 y no le dieron tiempo de organizarse. La empresa le ofreció una habitación en el Hostal Antilla de Toledo, pero, cuando supo que era en La Vicentina, se negó.

Con su experiencia en la construcción vaticinó que regresará a su casa en 15 días. Además, hizo hincapié en que el Municipio debe reforzar y rellenar el hueco para evitar desgracias. “Los muros de la construcción están mal hechos y además hay dos pisos sin fundir. Las capas de arena, que están al fondo del hueco, son un peligro ya que con una lluvia se puede vencer y así llevarse viviendas y la calle”. Rosero espera regresar a su casa cuando se rellene el hueco.

El alcalde de Quito, Augusto Barrera, volvió ayer en la mañana al lugar. El edificio del Ministerio de Turismo fue el sitio de reunión entre Barrera, los técnicos, los arrendatarios y personal de GLS.

Al salir manifestó su malestar. Para él, la constructora actuó con “codicia” en este proyecto y por eso se causó el problema para los arrendatarios y para la ciudad.

Como Alcalde dejó en claro que según los planos, la infraestructura de la Carolina Milenium estaba en pésimas condiciones constructivas. Además, manifestó que se está haciendo trabajo de aseguramiento de la zona por temas de vibración. También se colocó maquinaria del Municipio para superar el inconveniente.

Soluciones

El Municipio iniciará  un expediente en contra de la constructora GLS. Allí se determinarán sanciones jurídicas e incluso penales, según el Alcalde de Quito.  No se descarta una demanda de los afectados.

Personal del Municipio  se reúne cada tres horas para analizar los avances del trabajo. En caso de que la constructora no solucione el inconveniente, el personal del Municipio entrará a mitigar la emergencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)