9 de November de 2011 00:03

Comerciantes marcharon otra vez por una ordenanza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A las 09:00 de ayer, grupos de comerciantes informales se reunieron en la 10 de Agosto y Bogotá, frente a la Caja del Seguro. Luego marcharon hacia el Municipio.

Se reunieron para pedir a las autoridades que se trate en el Concejo Metropolitano el proyecto de ordenanza de desarrollo integral y regulación de los trabajadores autónomos.

Víctor Sánchez, de la Federación de Comerciantes Minoristas de Pichincha, dijo que se trataba de una marcha pacífica, acordada el 30 de agosto. Según él, lo hacían para recordarles a los miembros del Concejo los planteamientos que han surgido de las reuniones de las diferentes organizaciones con funcionarios del Municipio, para definir los términos de la regularización.

Cuando la marcha salió hacia el Centro Histórico, había dirigentes políticos como Natasha Rojas, del Movimiento Popular Democrático (MPD), quien encabezaba la marcha. En medio de los carteles y las banderas rojas de las asociaciones, aparecían banderas turquesa con naranja, símbolo de ese partido.

Los comerciantes gritaban frases como: “Barrera escucha, el comerciante está en la lucha”. Exigían su derecho de trabajar en la calle. Uno de los temas de conflicto es la ubicación de los informales en nuevos centros comerciales, como el del Comité del Pueblo o el traslado de los vendedores a la plaza de El Quinche.

Para los comerciantes, esos lugares están lejos de la zonas que registran un gran movimiento de personas, lo cual implicaría una disminución en sus ventas. También alegan que en la Michelena, por ejemplo, hay 200 puestos disponibles en el espacio diseñado, pero que hay 300 comerciantes a la espera. En temporadas altas, como en la navideña, esta cifra aumentaría.

Sánchez agregó que el pedido es que haya garantías laborales para los vendedores informales. Según él, se han capacitado 500 comerciantes y se ha desalojado a 900. Para el representante gremial, estas capacitaciones no han sido adecuadas. “Nos dicen que tenemos que sacar patente municipal, RUC y RISE, cuando eso no es una obligación. El compañero que vende bolos en las calles, ¿para qué va a sacar patente? Nosotros estamos de acuerdo con tributar, pero si se respeta el derecho al trabajo”.

Al respecto, Eduardo Dousdebés, secretario de Desarrollo Productivo del Municipio, explicó que esa información es falsa. La Municipalidad busca controlar el espacio público y que se pague una tasa. “Yo tengo una comunicación de ellos, enviada antes de la marcha, donde con claridad dicen que están de acuerdo con pagar la tasa. Lo que hacen es meter miedo a los comerciantes. Los dirigentes del MPD quieren pescar a río revuelto”.

Para Dousdebés, se busca que los comerciantes vuelvan al Centro Histórico. “Por eso quieren evitar que el Municipio controle el espacio público. Nosotros no vamos a permitir otra vez comercio autónomo en el centro”.

La marcha llegó hasta el Palacio Municipal, sobrepasando el cerco policial. Los uniformados estuvieron allí desde las 08:00. Según miembros de la asociación José Martí, que prefirieron no ser identificados, hubo problemas al inicio, porque no se les permitió el paso. Se cerraron las vías aledañas, por seguridad.

Ordenanza y control

La ordenanza para  el control del comercio autónomo está en una etapa de revisiones finales. Está previsto que en dos semanas esté listo  el borrador y que en un mes ingrese al Concejo para el debate.


El proceso de  regularización ya está en marcha. Según Dousdebés, los chalecos que identificarán a los comerciantes informales regulados se empezarán a entregar el 15 de noviembre. 500 personas los recibirán.
También está prevista  la inauguración de nuevos espacios para los vendedores informales de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)