3 de April de 2012 00:04

Comerciantes de zaguanes ya no serán desalojados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Diego Oleas, comerciante, vende carteras en un zaguán ubicado en la calle Guayaquil y Esmeraldas. Él está aún preocupado por el destino de su negocio. La Comisaría Municipal de la Zona Centro le entregó, el 13 de marzo, una notificación solicitando el desalojo de ese espacio hasta el 4 de abril.

El la misma situación se encuentran 40 personas que tienen sus locales comerciales en los zaguanes de la calle Guayaquil, entre la Bolívar y la Caldas.

Oleas atiende allí al público desde hace 50 años. Ayer, a las 08:00 volvió abrir su local como de costumbre. Acomodó las vitrinas en la entrada principal y colocó las mochilas, carteras y portafolios de cuero.

Mariana Espinoza caminaba en sentido sur-norte por esta zona. Cuando miró los bolsos la mujer se detuvo. “Cuando paso por aquí me gusta admirar los productos que exhiben. Si tengo dinero los compro”.

Oleas dijo que su negocio tiene los papeles en regla, aunque no cuenta con el permiso para el uso del suelo. “La Ordenanza 260 prohíbe el uso de los zaguanes para actividades comerciales. Es contradictorio que nos pidan ese requisito”.

La semana pasada, los representantes de los comerciantes de los zaguanes de la calle Guayaquil se reunieron con las autoridades para buscar una salida al problema. En la Administración Zonal les informaron que “hubo una equivocación”.

Édgar Cadena, presidente del Frente de Defensa por la Dignidad y el Trabajo, indicó que esperan llegar a acuerdos concretos con las autoridades. “Estamos dispuestos a someternos a nuevas reglas, pero no queremos perder nuestros ingresos”.

Jenny Jaramillo, administradora de la Zona Centro, explicó que se conformarán mesas de trabajo para debatir la situación en la que deben laborar los comerciantes de los zaguanes de la calle Guayaquil. “No vamos a desalojarlos, queremos capacitarlos, ofrecer créditos para dinamizar el comercio en el sector”.

María Aucay, propietaria de una joyería, contó que esta situación le ha quitado el sueño. Desde hace 10 años esta actividad es su única fuente de ingresos. “Tengo cuatro hijos y debo mantenerles. Soy la cabeza de hogar”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)