12 de November de 2012 00:01

En cinco vías es un reto cumplir con el límite de velocidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Desde julio pasado que empezaron los controles al límite de velocidad, se han dado críticas de parte de los conductores. Factores como el tránsito, las calles despejadas, las zonas pobladas y la presencia de instituciones educativas generan conflictos al momento de circular a más o menos de 50 km/h. Es el caso de cinco vías.

En la av. Velasco Ibarra, ubicada en el centro norte de la urbe, la velocidad máxima es de 50 km/h, durante el 1,5 km de esta arteria está rodeada por la quebrada del río Machángara, no hay zonas pobladas cercanas. En sentido norte sur, la vía tiene tres carriles. Los conductores superan constantemente el límite de velocidad.

El viernes, a las 10:00, un bus de la cooperativa Colectrans, circulaba a 57,4 km/h, los buses deben ir a 40km, y durante tres minutos fue rebasado por 15 vehículos.

“Esta vía es bastante despejada y no hay casas cercanas, a uno se le dificulta no superar los 50 km/h, se debería ir a unos 75 km/h”, dijo Raúl Paredes, conductor.

Según el Reglamento a la Ley de Tránsito, que entró en vigencia el pasado 25 de junio, en la zona urbana se puede circular a máximo 50 km/h, debido a que existen poblaciones cercanas, mientras que en las perimetrales se puede alcanzar los 90 km/h.

En el valle de Los Chillos, la av. Ilaló es considerada como perimetral, pero está rodeada de urbanizaciones, casas y cuatro instituciones educativas (Emile Jaque Dalcroze, Ángel Polibio Chávez, Colegio Educar 2000 y Academia Paúl Guevara) por lo que los conductores se ven obligados a disminuir la velocidad hasta los 40km/h para no causar accidentes de tránsito.

Además, desde el sector de El Tingo hasta la calle Zamora, los vehículos no pueden circular a más de 50 km/h, debido a la congestión. En horas pico, los vehículos incluso circulan a 25 km/h.

La vía antigua a Conocoto, también es considerada como perimetral, pero desde hace dos meses, según usuarios de la calle, se cambiaron los rangos de velocidad. Hay letreros que anuncian que se puede ir a 90 km/h y a unos metros de la institución educativa Goerdanio Bruno, hay dos señales que indican que se puede circular a 50 km/h.

Juan Ruales, director provincial de la Policía de Tránsito, señaló que para escoger las velocidades en que se puede circular en las vías se realizó un estudio técnico.

Además, señaló que los operativos de control continúan, por lo que a escala nacional 1 050 personas han sido detenidas (van presos tres días) y 20 000 fueron multados con USD 87,69.

En la av. Mariscal Sucre se observa zonas pobladas desde la intersección con la av. Morán Valverde, hasta los Dos Puentes.

Sin embargo, las características son distintas por tramos. Por ejemplo, desde la entrada al barrio Mena 2 hasta la intersección con la av. Ajaví, los automotores circulan a más de 50 km/h, límite establecido para esta arteria. Este segmento está integrado principalmente por locales comerciales. Más adelante, a la altura de la parada Alonso de Angulo del Corredor Sur Occidental, se observa la variación de la señalización que, en menos de dos cuadras, oscila entre 40 y 50 km/h.

En la av. Morán Valverde, desde la av. Quitumbe Ñan hasta la av. Mariscal Sucre, los límites de velocidad también varían de 25 a 50 km/h. En la intersección con la calle OE3 6, la señalización indica que los vehículos deben transitar a 25 km/h porque ahí funciona el colegio Miguel de Santiago, pero esa velocidad no se respeta.

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]



Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)